Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto (izq), y el entonces candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, previo a una conferencia de prensa en la capital mexicana, el 31 de agosto de 2016

(afp_tickers)

México no espera grandes acuerdos ni resolver temas de fondo con Estados Unidos en la reunión que sostendrán este viernes el presidente Enrique Peña Nieto y su homólogo Donald Trump en el marco del G20, dijo este miércoles su canciller.

El jefe de la diplomacia mexicana, Luis Videgaray, instó a poner la cita entre los mandatarios, que tendrá lugar en el marco de la cumbre de Hamburgo, en "su justa dimensión" y a "no tener expectativas que no se justifican".

"Es una reunión en la que no esperamos que haya grandes acuerdos, no esperamos que se resuelvan diferencias sustantivas", dijo el canciller en entrevista con la televisora local Televisa.

La reunión, que según Videgaray durará "alrededor de media hora", será la primera del mandatario mexicano con Trump desde que éste asumió la presidencia y tras cancelar una visita a Washington en enero pasado.

La anulación del encuentro respondió a la decisión de Trump de decretar la construcción de un polémico muro fronterizo entre ambos países y a un tuit donde el jefe de la Casa Blanca afirmó que si México no lo pagaba era mejor que su presidente cancelara la visita.

Según analistas, este incidente llevó la relación bilateral a su punto más bajo desde la guerra de intervención estadounidense de 1848, en la que México perdió casi la mitad de su territorio.

Desde entonces, ambos mandatarios conversaron telefónicamente y la tensión se ha moderado, propiciando incluso la visita a México del secretario de Estado estadounidense, y viceversa, aunque Trump mantiene un lenguaje hostil sobre la relación comercial y migratoria con el país vecino.

Videgaray anticipó que el equipo de Trump quiere hablar acerca de "la relación en general" y del proceso de renegociación del tratado de libre comercio que conforman ambos países junto a Canadá y que empezará a mediados de agosto. El acuerdo, vigente desde 1994, es vital para la economía mexicana.

Se abordarán además los avances en materia de combate contra el crimen organizado y la cooperación por el desarrollo de América Central, agregó el canciller.

Junto a Trump y Peña Nieto, participarán de la reunión el propio Videgaray y el ministro de Economía mexicano Ildefonso Guajardo. Del lado estadounidense estarán los secretarios de Estado, Rex Tillerson, y de Comercio, Wilbur Ross.

"Anticipamos que debe ser una reunión en términos respetuosos, cordiales, pero no necesariamente será una reunión en que estemos de acuerdo en todos los temas", afirmó Videgaray.

El diplomático ratificó la posición del gobierno mexicano de que la construcción del muro fronterizo no será parte del diálogo ya que "no es un tema de la relación bilateral".

Videgaray descartó además una próxima reunión entre los presidentes, afirmando que no es prioridad "en este momento".

El presidente Peña Nieto celebrará además otras cuatro reuniones bilaterales en el marco del G20 con los mandatarios de Canadá, India, Italia y España, informó el canciller.

AFP