Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Consumidores en una estación de gasolina antes del incremento de precio en enero de 2017 en Cuautitlan Izcalli, México, el 31 de diciembre de 2016

(afp_tickers)

El gobierno mexicano, que tenía previstos dos nuevos incrementos del precio de los combustibles en febrero tras un aumento de hasta 20% en enero, que desató una ola de protestas, anunció que mantiene sin cambios los precios al no registrarse fluctuaciones en los mercados internacionales.

Un comunicado de la secretaría de Hacienda (Finanzas) divulgado este viernes señala que los precios máximos de los combustibles se mantendrán sin cambios del 4 al 17 de febrero respecto del precio que entró en vigor el 1 de enero.

"Para el 18 de febrero tendremos que ver cómo se hayan movido el precio internacional de las gasolinas y el tipo de cambio y eso determinará cómo se modificará el precio (...) en ajustes diarios", dijo a Radio Fórmula Miguel Messmacher, subsecretario de Hacienda (Finanzas).

En el marco de la reforma energética promulgada en 2015 y que terminó con el monopolio de la estatal Petróleos Mexicanos, el gobierno inicio una liberalización gradual del precio de los combustibles con un aumento el 1 de enero y se tenían previstas dos revisiones para el 4 y 11 de febrero. A partir del día 18 se harán ajustes diarios al alza o a la baja.

El aumento de hasta 20%, el mayor en décadas, desató protestas en distintos puntos del país y algunos saqueos de centros comerciales nunca vistos en protestas sociales.

Messmacher aclaró que esta decisión "no es un cambio de política", sino que responde a factores como la evolución del peso frente al dólar, la estabilidad de los precios internacionales de los combustibles y modificaciones de la política fiscal.

El peso mexicano ha experimentado gran volatilidad luego de que Donald Trump ganó la presidencia de Estados Unidos y pasó de niveles de 18,00 frente al dólar a 22,00, aunque en los últimos días se ha recuperado y el miércoles cerró en 20,85, su mejor nivel del año.

El llamado "gasolinazo" golpeó duramente la ya baja popularidad del presidente Enrique Peña Nieto, aunque en los últimos días se ha recuperado ligeramente como resultado de las fuertes tensiones con Trump.

Peña Nieto canceló una visita oficial a Washington ante la insistencia de Trump de que México pague un polémico muro fronterizo que pretende construir.

Las dos gasolinas que se venden en México tienen un precio medio de 15,99 pesos por litro (0,78 USD) y 17,79 (0,87 USD) y el diésel 17,05 (0,83 USD).

AFP