Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, habla sobre la relación con Estados Unidos el 30 de enero de 2017 en Ciudad de México

(afp_tickers)

El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, aseguró el lunes que no ha alcanzado ningún acuerdo con su par estadounidense, Donald Trump, pero anunció la apertura de "espacios" para dialogar, así como el envío de casi 50 millones de dólares para fortalecer sus consulados en Estados Unidos.

En la primera semana de la presidencia de Trump estalló una crisis diplomática con México por la insistencia del mandatario de la Casa Blanca en que México pague la construcción de un polémico muro fronterizo.

Incluso Peña Nieto canceló una visita a Washington prevista para este martes, después de que Trump señalara que si México no pagaba el muro, no tenía sentido la reunión prevista entre ambos presidentes.

Peña Nieto aseguró que el viernes sostuvo una conversación telefónica de una hora con Trump, en la que defendió los "fundamentos irrenunciables" para la relación con Estados Unidos como el respeto a la soberanía nacional y "los sentimientos de amistad y cooperación entre dos pueblos que son vecinos, amigos y aliados comerciales".

"Si bien no hemos alcanzado acuerdos en ninguna materia, esta conversación abrió espacios para que el Gobierno de México y el Gobierno de los Estados Unidos continúen dialogando", dijo Peña Nieto en un mensaje, al asegurar que, junto con Trump, acordaron que los representantes de ambos países "sigan haciendo su trabajo y continúen los acercamientos".

Sin embargo, el mandatario dijo que "vendrán momentos complejos" para los mexicanos, por lo que ordenó "que se canalicen más de mil millones de pesos (unos 48 millones de dólares) adicionales" a la red de consulados mexicanos en territorio estadounidense.

Esta medida, dirigida a los mexicanos que residen en el país vecino, ayudará a "reforzar la protección de su libertad, sus derechos y su dignidad", dijo.

Trump, que ha exteriorizado repudio a los inmigrantes mexicanos, insiste en erigir una muralla fronteriza y hacer que México pague por ella.

La semana pasada, firmó un decreto para la construcción del muro y amenazó con imponer aranceles del 20% a las importaciones mexicanas para costear la valla.

También ha amenazado con bloquear las remesas que envían los mexicanos y salirse del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) que Estados Unidos firmó con México y Canadá.

El lunes, Peña Nieto también se comunicó con el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, para defender los lazos de cooperación y económicos entre ambos países.

Según un comunicado de la presidencia mexicana, los dirigentes acordaron "intensificar el trabajo de sus equipos para avanzar de manera más acelerada en la integración de una América del Norte más fuerte".

AFP