Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Marcha hacia la Plaza de Mayo contra las medidas económicas del gobierno de Mauricio Macri en Buenos Aires el 30 de marzo de 2017

(afp_tickers)

El presidente argentino, Mauricio Macri, sostuvo este lunes que la huelga general declarada por las tres centrales obreras "no ayuda en nada" y consideró que "hay comportamientos mafiosos" entre los sindicalistas que paralizarán el país el jueves.

"Que nadie se crea el dueño del país y del futuro, poniendo palos en la rueda sistemáticamente", dijo en un tono más duro del habitual en sus discursos, al presentar un plan de vivienda en la Casa Rosada, sede del gobierno.

El jueves las dos centrales, CTA y la mayoritaria Confederación General del Trabajo (CGT), controlada por el opositor peronismo, realizarán "un paro contundente" contra la política económica y laboral del gobierno, dijo el lunes al canal de TV 26 uno de los líderes, Pablo Moyano.

"Respeto la decisión de parar pero no la entiendo y no ayuda en nada a los trabajadores. Hay comportamientos mafiosos en sindicatos, empresas, política y justicia. Por suerte son minoría, pero hay que combatirlos", dijo Macri.

El dirigente de la CGT Juan Carlos Schmid le respondió recordándole los casos de presunta corrupción y conflicto de intereses que lo involucran a él y a miembros de su gobierno.

"El presidente ha estado involucrado en escándalos que salpican a su gobierno y que no han dejado en claro el entramado de negocios detrás del poder Ejecutivo", acusó.

Macri "ha gastado el 30% de su mandato y no le encontró el agujero al mate (la solución) en materia económica", dijo al vaticinar amplia adhesión a la huelga general.

La medida es el corolario de seis masivas manifestaciones opositoras en marzo de obreros industriales, educadores, trabajadores estatales y defensores de los derechos humanos.

Oficialistas se convocaron el sábado por redes sociales y decenas de miles de personas apoyaron a Macri.

"Con más convicción que nunca les vamos a sacar el futuro a esos mafiosos a los que les ha ido bien con este modelo que acumula pobreza. La huelga le costará al país más de 15.000 millones de pesos (USD 930 millones)", dijo Macri.

La pobreza aflige a un tercio de la población, de 42 millones de habitantes, según estadísticas oficiales. La economía se desplomó 2,3% en 2016. Algunos sectores mostraron una tibia recuperación en enero.

Indicadores oficiales de producción industrial y de construcción se derrumbaron 6,0% y 3,4%, respectivamente en febrero, según la comparación interanual.

En 16 meses de gobierno macrista, la inflación superó el 40%. El alza se atenuó hacia finales de 2016, pero podría rondar el 25% este año, según consultoras. El gobierno sostiene que será de 17% en 2017 e intenta poner ese tope a los aumentos salariales.

Los gremios reclaman una recomposición en negociaciones libres con las empresas, como lo marca la ley.

Unas 250.000 personas han perdido sus empleos en 2016 y este año el ritmo de despidos se mantiene, según informes de la consultora Centro de Economía Política (CEPA).

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP