Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Manifestantes fuera de la AFSCA en Buenos Aires el 23 de diciembre de 2015

(afp_tickers)

El presidente argentino, Mauricio Macri, expulsó este miércoles al jefe de la agencia Audiovisual del Estado, un leal a la exmandataria Cristina Kirchner (2007-2015) que resiste la decisión, en una nueva muestra de la marcada división política del país.

El ministro de Comunicaciones, Oscar Aguad, dijo que intervinieron por 180 días a la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA) y a la Autoridad Federal de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (AFTIC) porque "ambos organismos y sus autoridades no responden a la nueva estructura orgánica de la Ley de Ministerios".

Al término de una jornada con presentaciones judiciales cruzadas, el desplazado director del AFCSA, Martín Sabbatella, reiteró que esperará la decisión de la justicia sobre un amparo que presentó, basándose en la Ley de Medios que le confiere mandato hasta 2017.

"Voy a esperar la decisión del poder judicial. Yo vengo a trabajar todos los días y lo voy a seguir haciendo. Acá hay un conflicto y le pedimos al poder judicial que lo resuelva", afirmó Sabbatella a los medios apostados frente a la sede del AFCSA, pero negó que piense en "atrincherarse" en sus oficinas.

El objetivo del nuevo Gobierno de derecha liberal es fusionar la AFSCA y la AFTIC, pero considera en "rebeldía" a funcionarios kirchneristas, entre ellos a Sabbatella, pieza clave del kirchnerismo en la pugna con el grupo mediático Clarín por la polémica Ley de Medios.

"Existe una rebeldía por parte de las autoridades de atenerse al nuevo régimen del Ministerio, que fija las políticas de comunicación del país", explicó Aguad en una conferencia de prensa.

Sabbatella, quien presentó un habeas corpus por considerar amenazada su libertad, calificó de "ilegal" el decreto de intervención. "Es un tremendo atropello", dijo.

Ante su resistencia, fue denunciado penalmente por el interventor designado, Agustín Garzón, un exlegislador del partido oficialista Propuesta Republicana (PRO, derecha) y abogado egresado de la privada Universidad Católica Argentina (UCA), como varios funcionarios del nuevo gobierno.

Centenares de kirchneristas permanecían al caer la noche frente a la sede de AFSCA en señal de "resistencia y apoyo" a Sabbatella.

"Macri respetá el Congreso", "todos a resistir", se leía en pancartas y lemas que, en medio de un operativo policial, esperaban el desenlace de este nuevo capítulo de polarización política.

El anuncio de la fusión de estos dos entes reguladores de medios fue uno de los ejes de la masiva protesta contra Macri la semana pasada, la primera a la que se enfrentó tras asumir el mando, el 10 de diciembre.

El ente Audiovisual es el que se ocupa de hacer cumplir que los medios monopólicos vendan en partes sus más grandes unidades de negocios. El sector de Macri votó en contra de la ley sancionada en 2009.

- Ley no aplicada -

"Estamos estudiando una convergencia tecnológica y de controles", se limito a responder Aguad al ser consultado sobre si impulsará cambios a la ley.

La Ley fue impugnada en la Justicia por el grupo Clarín, uno de los más grandes conglomerados de medios de Latinoamérica, lo que inició una batalla judicial y una agotadora polémica diaria. La división antimonopólica nunca pudo aplicarse al multimedios por sus presentaciones judiciales.

Los medios de Clarín denunciaban que el gobierno de Kirchner quería silenciarlos y el gobierno sostenía que la acusación era una excusa para defender intereses de grandes grupos económicos.

El kirchnerismo, variante peronista de centroizquierda, fue derrotado por escaso margen el 22 de noviembre en el balotaje de las presidenciales que consagró a Macri, el primer líder de la derecha liberal que llega al gobierno en Argentina en comicios libres, democráticos y sin fraude.

- Cesa programa kirchnerista -

Aguad argumentó en defensa de la intervención a los organismos que quieren "aplicar la ley de manera objetiva, imparcial y que todos tengan los mismos derechos", dijo.

Sabbatella respondió que "este gobierno (de Macri) fue elegido democráticamente pero tiene brotes de gobierno de facto".

En medio de la agudización del conflicto, este miércoles se emite por última vez el programa periodístico "678" de la Televisión Pública. La audición ha sido acérrima defensora del kirchnerismo y foro de críticas a los grandes medios opositores a Kirchner.

El designado jefe del Sistema Nacional de Medios Públicos, Hernán Lombardi, había anticipado el fin del programa por ser "muy agresivo".

AFP