AFP internacional

El presidente francés, Emmanuel Macron, visita la Tumba del Soldado Desconocido, en el Arco del Triunfo, el 14 de mayo de 2017 en París

(afp_tickers)

El presidente francés, el centrista Emmanuel Macron, decidió aplazar al miércoles la presentación de su primer Gobierno para proceder a la "verificación" de las situaciones fiscales y eventuales conflictos de intereses de los futuros ministros.

La decisión es "conforme" a los compromisos de Macron "de moralizar la vida pública", según el comunicado publicado por el Elíseo para anunciar el aplazamiento.

Tras superar esta etapa, los nuevos ministros "se comprometerán a ejercer su función gubernamental de manera irreprochable", indica el texto, en un momento en que el 75% de los franceses opina que los cargos electos y los dirigentes políticos son bastante corruptos, según un sondeo reciente.

Así, el primer Consejo de Ministros del Gobierno previsto para el miércoles se celebrará el jueves por la mañana. Entre sus primeras iniciativas se espera que presente un proyecto de ley de moralización de la vida pública, con una "prohibición de nepotismo para los diputados", una clara alusión al escándalo de empleos ficticios que hundió al candidato derechista François Fillon en las elecciones presidenciales.

Los rumores en torno a la composición del gobierno han ido creciendo desde el lunes tras el nombramiento como primer ministro de Edouard Philippe, un político de derechas de 46 años, desconocido para la mayoría de los franceses, que prometió imponer "una nueva dinámica" en el país.

"Un primer ministro de derecha: ¡Había que atreverse!, titulaba este martes el diario francés Le Parisien.

De vuelta a Francia, tras visitar el lunes a la canciller alemana, Angela Merkel, en Berlín, Macron se reunía este martes con su primer ministro para cerrar la composición de un Ejecutivo, en el que pretende unir a figuras de izquierda y de derecha de cara a la batalla de las legislativas de junio.

Se espera que responsables del partido conservador Los Republicanos (LR) integren el Gobierno, como el exministro Bruno Le Maire, quien llamó a "superar las viejas divisiones".

- "Voladura" -

A pocas semanas de las legislativas de los días 11 y 18 de junio, que determinarán el margen de maniobra de Macron para gobernar, el nombramiento de Philippe no es una buena noticia para los dirigentes del partido conservador, que intenta remontar el vuelo tras unas presidenciales catastróficas.

Unos 30 miembros de LR y de la Unión de los Demócratas e Independientes (UDI, centrista), en su mayoría políticos cercanos al ex primer ministro Alain Juppé, firmaron el lunes un comunicado en el que pidieron a su partido que respondiera "a la mano tendida" por Macron.

El responsable de la campaña de LR para las legislativas, François Baroin, no dudó, por su parte, en hablar del riesgo de "voladura" de su partido.

Enfrente, el Partido Socialista, que sufrió una derrota sin precedentes en la primera vuelta de las presidenciales, está tan debilitado que el líder de izquierda Jean-Luc Mélenchon no oculta su intención de vampirizarlo.

Algunos socialistas que se unieron a Macron desde el comienzo de su carrera hacia el Elíseo, como el alcalde de Lyon, Gérard Collomb, podrían verse recompensados con una cartera ministerial. Y el ministro de Defensa de François Hollande, Jean-Yves Le Drian, podría conservar un puesto en el Gobierno, a pesar del cambio en la presidencia.

François Bayrou, líder del partido centrista MoDem y aliado de Macron, es otro de los candidatos a dirigir un ministerio.

Macron prometió asimismo abrir las puertas del gobierno a representantes de la sociedad civil como Nicolas Hulot, expresentador de televisión y figura respetada por su defensa del medioambiente, al que intenta convencer de aceptar "un ministerio de la Transición Ecológica".

A pesar de que su primer círculo se componía casi exclusivamente de hombres, el presidente prometió la paridad en su Gobierno. Para lograr su objetivo podría elegir a mujeres procedentes del mundo de la empresa como Astrid Panosyan, que dirigió el grupo inmobiliario Unibail-Rodamco; la experta en comunicación Axelle Tessandier o la productora de cine Frédérique Dumas.

En las próximas semanas, el presidente francés visitará a las tropas francesas en Malí, almorzará el 25 de mayo con el presidente estadounidense, Donald Trump, al margen de una reunión de la OTAN en Bruselas, y acudirá a la cumbre del G7 en Sicilia, Italia, los días 26 y 27 de mayo.

AFP

 AFP internacional