Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente electo de Francia, Emmanuel Macron, fotografiado desde el exterior de una peluquería de París el 9 de mayo de 2017

(afp_tickers)

El presidente electo francés, Emmanuel Macron, abocado de lleno en la formación de su gobierno, recibió este martes el apoyo del ex primer ministro socialista, que quiere ser candidato de su movimiento para las legislativas de junio, un signo de la brutal transformación del paisaje político francés.

El joven presidente centrista y proeuropeo debe juntar personalidades de la derecha y de la izquierda moderadas para intentar construir una mayoría parlamentaria y aplicar sin frenos sus prometidas reformas.

"Un rompecabezas", resumió este martes el periódico Le Parisien. Ya que a pesar de su clara victoria frente a la extrema derecha, el domingo, con 66% de los votos, Macron, de 39 años, estará al frente de un país fracturado y dividido.

Los partidos tradicionales, que durante décadas predominaron en la arena política francesa, Los Republicanos (derecha) y el Partido Socialista, esperan su revancha en las legislativas del 11 y 18 de junio.

Las dos formaciones se reúnen en cónclaves el martes por la tarde para definir su estrategia frente al nuevo presidente. ¿Respaldarlo con condiciones, colaborar puntualmente u oponerse frontalmente?, es el gran interrogante.

Así, Los Republicanos estimaron que "el proyecto político de Emmanuel Macron" estaba "fundado en la confusión y en medias medidas. Llevará, como ocurrió con François Hollande, al fracaso, al desempleo masivo y al desorden".

"Por mi parte, no tengo en mente ni una obstrucción sistemática ni una oposición frontal", matizó sin embargo Alain Juppé, alcalde de Burdeos y una figura influyente de la derecha.

El alcalde de Le Havre (norte), Edouard Philippe, próximo a Juppé, es una de las personalidades que se barajan para el puesto de primer ministro de Emmanuel Macron.

Como hizo en Los Republicanos François Baroin, su jefe de filas, el Partido Socialista llamó al orden a los miembros que estén tentados de unirse al bando presidencial, entre los que destaca el ex primer ministro Manuel Valls, que afirmó que será "candidato de la mayoría presidencial" y que quiere "inscribirse en ese movimiento".

"Imposible" en tal caso seguir en el PS, insistió el primer secretario del partido, Jean-Christophe Cambadélis.

Como Valls, el presidente saliente, François Hollande, habría votado a Macron desde la primera vuelta de las presidenciales, según declaró un exconsejero de Hollande, Bernard Poignant, en un documental difundido el martes en la televisión pública francesa.

"Cuando lo vi un poco antes de la primera vuelta, le dije: 'Escucha, el domingo que viene, el 23 de abril, tendremos el mismo voto: Macron' (...) y me dijo entonces: 'ese será mi voto, pero un voto de la razón'", afirmó el exconsejero.

En los extremos del tablero político, el Frente Nacional (FN), de Marine Le Pen, que obtuvo 34% de los votos el domingo, y el movimiento Francia Insumisa, del tribuno de la izquierda radical Jean-Luc Melenchon (con 19,5% de los votos en la primera vuelta) esperan que estos resultados se traduzcan en las urnas en las legislativas.

En este contexto, Marion Maréchal-Le Pen, sobrina de Marine Le Pen y una importante figura de su partido en el sureste de Francia, anunció que se retiraba temporalmente de la política.

- Valls complica a Macron -

Frente a los múltiples adversarios, está el movimiento del centrista que se organiza para los comicios.

Este movimiento creado hace un año, sin una red local, fue rebautizado "La República en Marcha". El jueves anunciará los nombres de sus 577 candidatos a las legislativas.

Las últimas definiciones se anuncian delicadas, entre promesas de renovación -50% de los candidatos no deben haber tenido cargos electivos anteriores- y eficacia.

En este contexto, la oferta de Manuel Valls complica al joven movimiento.

"Primero tiene que hacer acto de candidatura", respondió Christophe Castaner, un portavoz de Macron, subrayando que serían las instancias del movimiento las que elegirán a los candidatos.

El presidente electo tiene además otra prioridad. Debe escoger un primer ministro capaz de unir al país. Macron anunciará su decisión luego de la investidura que será el domingo de mañana en el Palacio del Elíseo.

El presidente electo fue felicitado por varios dirigentes europeos y de todo el mundo, pero recibió asimismo una advertencia de la Comisión Europea que le reclamó que Francia respete sus compromisos en materia de reducción del déficit.

El presidente de esta institución, Jean-Claude Juncker, fue más directo y el lunes instó a Macron a reducir el gasto público.

En un mensaje publicado el martes, con motivo del día de Europa, Macron dijo que desea que Europa pueda "volver a ponerse en marcha", de una forma que sea "triunfadora" y protectora.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP