Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente francés, Emmanuel Macron, en una rueda de prensa tras una reunión con su homólogo rumano en Bucarest, el 24 de agosto de 2017

(afp_tickers)

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, y su primer ministro, Edouard Philippe, respondieron a las críticas lanzadas por el anterior mandatario, François Hollande, quien cuestionó hace unos días la reforma laboral impulsada por el actual gobierno.

El presidente centrista, que realiza una gira europea por Austria, Rumanía y Bulgaria en busca de apoyo para reformar la Unión Europea (UE), defendió el miércoles desde Salzburgo sus reformas, incumpliendo su promesa de no abordar temas nacionales en el extranjero.

"Desde hace 30 años, Francia es la única gran nación europea que no ha ganado contra el desempleo masivo" y eso porque las "reglas de funcionamiento en Francia no están adaptadas a la economía de la innovación", sostuvo Macron, quien aspira a formalizar su reforma para flexibilizar el mercado laboral francés a finales de agosto.

"La transformación que estamos llevando a cabo busca hacer entrar a Francia en el siglo XXI", añadió, asegurando que la nueva legislación que reforzará el papel negociador de las empresas sobre las condiciones laborales y limitará las indemnizaciones por despido improcedente favorecerá la creación de empleos.

Macron respondía así de forma indirecta a su predecesor, el socialista François Hollande, que el miércoles le advirtió que no pida a los franceses "sacrificios inútiles".

"No hay que flexibilizar el mercado del trabajo más allá de lo que hemos hecho, porque pueden crearse rupturas" sino "apoyar lo que ya ha comenzado, la inversión, el consumo, el poder de compra y evitar cualquier decisión que iría contra esa tendencia", agregó el expresidente, arremetiendo contra quien fue su ministro de Economía y uno de sus más cercanos consejeros.

El primer ministro francés, Edouard Philippe, salió también a defender las reformas del ejecutivo, replicando las críticas de Hollande, que terminó su mandato en mayo dejando una tasa de desempleo de cerca del 10%.

"Lo que más me sorprendió de las palabras del expresidente es que en el fondo él desea que todo continúe como antes", declaró el jueves Philippe en una entrevista con la cadena BFMTV.

Criticó además el método de François Hollande, que lanzó en 2016 una reforma laboral "de la que no había hablado durante su campaña" y de la que "no discutió con las organizaciones sindicales", lo que a juicio de Philippe condujo a Francia a un "bloqueo".

"Nosotros hemos adoptado un método totalmente diferente", aseguró.

El gobierno de Macron inició esta semana una ronda final de conversaciones con sindicatos y organizaciones patronales sobre sus propuestas para reformar las rígidas leyes laborales de Francia.

La versión final del texto se aplicará por decreto para evitar un largo proceso de debate legislativo.

El joven presidente de 39 años, elegido el 7 de mayo a la cabeza de la segunda potencia europea, quiere reducir la tasa de desempleo al 7% al término de su mandato en 2022, frente al 9,4% previsto de este año.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP