AFP internacional

El presidente electo de Francia, Emmanuel Macron (c), se despide al término de una sesión informativa para los candidatos de su movimiento, La República en Marcha, en las elecciones legislativas, el 13 de mayo de 2017 en París

(afp_tickers)

Un día antes de que el presidente electo Emmanuel Macron asuma el cargo, su movimiento y el de la izquierda radical convocaron este sábado a sus candidatos a las legislativas del 11 y 18 de junio, apostando por los nuevos rostros.

Este sábado, la víspera del traspaso de poderes en el palacio del Elíseo, sede de la presidencia francesa, entre el socialista François Hollande y su exministro de Economía, los candidatos de su movimiento "trabajaban sobre cómo hacer campaña" en un museo parisino, a puerta cerrada.

Una especie de seminario de formación pues la mitad de ellos, procedentes de la sociedad civil, no tienen experiencia política. Deben absorber el ABC del maratón que les espera y aprender sobre cuestiones técnicas y financieras.

Según los tuits de sus apoyos, el joven presidente centrista fue acogido "triunfalmente" por los candidatos, a los que les dijo: "Son las nuevas caras de la política francesa". "Tienen una responsabilidad inmensa", subrayó el líder de La República En Marcha (LRM), agregando: "¡Estamos condenados a tener éxito!".

Por su parte, el movimiento Francia Insumisa, del excandidato de la izquierda radical a la presidencia, Jean-Luc Mélenchon, reunía este sábado por la tarde a 1.500 personas en la región parisina, desde candidatos o suplentes, a directores de campaña, entre otros.

Francia Insumisa también optó por la renovación al presentar a políticos no profesionales, como el humorista Gérald Dahan, la campeona del mundo de kick-boxing Sarah Soilihi, o el joven abogado Juan Branco, defensor de WikiLeaks, y el periodista y director François Ruffin.

El líder del movimiento, Jean-Luc Mélenchon, que recabó el 19,58% de los votos en la primera vuelta de las presidenciales, quiso movilizar a sus tropas para alzarse al rango de primer partido de la oposición a Emmanuel Macron.

El mismo Mélenchon anunció su candidatura en Marsella (sureste) para las legislativas, con el objetivo de "no sólo debilitar, sino sustituir al partido socialista" como principal fuerza de la izquierda, dijo.

Para las legislativas, el movimiento de Emmanuel Macron ha sacado de la izquierda sus primeros nombramientos, con 22 diputados provenientes de ese bando, aunque también espera convencer a políticos de la derecha.

De momento, quedan vacantes cerca de 150 circunscripciones, que podrían ser atribuidas a quienes, tanto en el Partido Socialista (PS) como en Los Republicanos (LR, conservadores), sean compatibles con el proyecto presidencial.

"Intenta matarnos, como está haciendo con el PS", declaró preocupado un estratega de LR este sábado en el diario Le Parisien.

- 'Primer gran error' -

En la derecha, algunos podrían verse tentados por esta nueva aventura. Una "señal", según un apoyo conservador de Macron, será el anuncio, a principios de semana, de la composición del Gobierno, que debería incluir a ministros de derechas.

La ceremonia de investidura empezará el domingo a las 10H00 (08H00 GMT) en el Elíseo, con una reunión con François Hollande en el despacho presidencial, seguida de un discurso de Emmanuel Macron.

Ésta se producirá tras dos días de tensiones en el propio campo de Macron, aunque su movimiento les quitó importancia, refiriéndose a una "tormenta en un vaso de agua".

El jueves, un aliado importante, François Bayrou, afirmó sentirse marginado por los nombramientos que había hecho el movimiento de Macron para las legislativas.

La lista de candidatos, 428 de los cuales fueron aprobados el jueves, de un total de 577, debería ser un ejemplo de la renovación política de la que hizo bandera el presidente electo, además de encarnar el cambio y el equilibro entre la izquierda y la derecha.

Para el diario Libération, la lista ha sido "el primer gran error de Macron", según recogía este sábado.

Con todo, la crisis pareció atemperarse el viernes por la noche, cuando Bayrou, el único líder que firmó un acuerdo con Macron durante la campaña, anunció un acuerdo "sólido y equilibrado", sin aportar más detalles.

Queda por delante preparar las elecciones legislativas, que darán o no una mayoría al presidente elegido el 7 de mayo, con 39 años, frente a la candidata ultraderechista Marine Le Pen (66,1%-33,9%).

AFP

 AFP internacional