Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Faihaa al Qiq (i), esposa del periodista palestino en huelga de hambre Mohamed al Qiq, se manifiesta en solidaridad con su marido el 5 de febrero de 2016 en Hebrón, en Cisjordania

(afp_tickers)

Centenares de árabes israelíes, arengados por el líder de un movimiento islamista ilegal en Israel, reclamaron el viernes frente al hospital de Afula (norte) la liberación del periodista palestino Mohamed al Qiq, en huelga de hambre desde hace 80 días, informó un reportero de la AFP.

El jeque Raed Salah instó a los fieles, durante el sermón de la oración musulmana de los viernes, a "rezar por la victoria del prisionero [Qiq], retenido como rehén, oprimido y detenido sin motivo".

Raed Salah fue condenado a fines de 2015 a once meses de cárcel, pero aguarda en libertad el fallo de un recurso de apelación. Su organización, la rama norte del Movimiento Islámico, fue declarada ilegal.

Qiq, de 33 años, fue detenido el 25 de noviembre en su domicilio en Cisjordania ocupada y colocado bajo régimen de detención administrativa, que permite encarcelamientos sin inculpación ni juicio por periodos de seis meses prorrogables.

Tras su arresto dejó de alimentarse y actualmente se halla "en peligro de muerte", advierten sus defensores, que denuncian asimismo que el personal médico le administró complementos alimentarios contra su voluntad. La Corte Suprema de Israel suspendió la semana pasada la orden de detención administrativa en contra del periodista, pero sin autorizarlo a dejar el hospital.

Salah dijo que Qiq le manifestó durante una visita su deseo de "ser tratado en el hospital de Ramala", donde residía antes de su detención.

La defensa del periodista, que trabajaba para la cadena de televisión saudita Almajd TV, indicó que este viernes envió el pedido a la Corte Suprema, sin haber recibido respuesta hasta el momento.

La manifestación del viernes constituye una demostración de fuerza de la rama norte del Movimiento Islámico, que se niega a participar en las elecciones israelíes pero conserva un fuerte poder de convocatoria entre los árabes israelíes, gracias a sus redes de caridad.

Los árabes israelíes, descendientes de palestinos que permanecieron en sus tierras tras la creación del Estado de Israel en 1948, constituyen el 17,5% de la población del estado hebreo. En su gran mayoría se reivindican palestinos.

La protesta "había sido autorizada y se llevó a cabo sin incidentes", indicó a la AFP un portavoz de la policía israelí, explicando que los organizadores no habían formulado su pedido en nombre del Movimiento Islámico.

Otra manifestación por la liberación de Qiq reunió a centenares de palestinos en Hebrón, de donde es oriundo el periodista.

Los servicios de seguridad israelíes acusan a Qiq de pertenecer al movimiento islamista Hamas, que gobierna en la Franja de Gaza.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP