Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Manifestaciones en el norte de China contra la demolición de una mezquita

Los responsables chinos buscan reforzar los controles de las libertades religiosas para los musulmanes en base a los principios del Partido Comunista chino

(afp_tickers)

Miles de personas se manifiestan desde el jueves en una ciudad del norte de China para evitar la demolición de una mezquita ordenada por las autoridades, indicó este sábado uno de los participantes en las protestas.

No obstante, un responsable local anunció que el gobierno retrasaría la demolición, precisaron manifestantes. En un video divulgado en las redes sociales, y que no han podido ser verificados por la AFP, se muestra en los dos últimos días a cientos de manifestantes ante la Gran Mezquita de Weizhou, en la región de Ningxia (norte), donde están presentes fuerzas de seguridad dotadas de equipos antimotines.

Las palabras "mezquita Weizhou" parecían haber desaparecido de Weibo, el twitter chino, cuando la AFP hizo una búsqueda al respecto.

Los manifestantes se han concentrado desde el jueves a medida que se acerca la fecha límite para demoler el templo, explicó a la AFP un restaurador que se identificó con el seudónimo de Ma. "El gobierno afirma que es un edificio ilegal, pero no es el caso. La mezquita tiene varios siglos de historia", agregó la misma fuente.

Según documentos oficiales, la mezquita fue reconstruida en los dos últimos años ,pero varios responsables recibieron "una advertencia seria" por parte de una comisión disciplinaria local en relación al proceso de autorización.

La fachada fue modificada, abandonando la apariencia de un templo budista para dar lugar a un diseño "árabe" con cúpulas y medialunas.

La preocupación ha crecido en Weizhou desde que el gobierno emitió una orden la semana pasada exigiendo la demolición de la mezquita, cuya reconstrucción, dijo, se llevó a cabo sin los permisos adecuados.

El islam es una de las cinco religiones reconocidas oficialmente en China, donde viven unos 23 millones de musulmanes.

Pero la presión de las autoridades chinas en los últimos meses ha acrecentado las manifestaciones de expresión religiosa.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes