Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El fuego y el humo salen del parlamento de Gabón, en Libreville, el 31 de agosto de 2016

(afp_tickers)

El parlamento de Gabón fue incendiado el miércoles en una protesta contra la reelección de Ali Bongo, en el poder desde 2009 tras sustituir a su padre, en una noche de violencia en la que la sede de la oposición fue atacada por las fuerzas de seguridad.

"Todo el edificio está ardiendo", indicó a la AFP Yannick, un habitante de la capital, Libreville, presente delante de la Asamblea. Una gran columna de fuego roja y negra emanaba del palacio Léon Mba por la noche, informaron periodistas de la AFP que se encontraban a distancia.

"Ellos entraron y prendieron fuego", dijo el mismo testigo, que aseguró que las fuerzas de seguridad habían reculado.

Pocos minutos después del anuncio comenzaron los disturbios y miles de personas salieron a la calle a gritar "Ali tiene que irse".

La oposición, que cuestiona los resultados y que pide un recuento que especifique los resultados en cada centro de votación, denunció que su sede de campaña fue atacada.

"Atacaron hacia las 01H00 hora local (00H00 GMT). Fue la Guardia Republicana. Primero bombardearon con helicópteros, después por tierra. Hay 19 heridos, algunos de ellos muy graves", dijo el candidato opositor Jean Ping a la AFP en una conversación telefónica, en la que precisó que él no estaba en el lugar.

El portavoz del gobierno dijo que el ataque tuvo como objetivo a "los criminales" que incendiaron la asamblea.

Al menos seis personas fueron admitidas en el policlínico Chambrier en Libreville con heridas de bala, constataron periodistas de la AFP, que tomaron fotos de personas lesionadas. Varios de ellos afirmaron que habían recibido impactos lanzados por las fuerzas del orden cerca del Parlamento.

Según la comisión electoral, el presidente saliente fue reelegido para un segundo mandato de siete años con el 49,80% de los votos a favor frente al 48,23% obtenido por Jean Ping, de 77 años, otrora cacique del régimen del difunto Omar Bongo, que dirigió el país durante 41 años, hasta 2009.

La diferencia de votos era de 5.594 de un total de 627.805 inscritos en este pequeño país petrolero de 1,8 millones de habitantes.

El presidente saliente podría deber su reelección a los votos obtenidos en su feudo familiar, el Alto Ogooué, donde recabó el 95,46% de los votos, siendo la participación en la región superior al 99%.

- Arden las barricadas -

Durante la noche del miércoles se siguieron escuchando disparos y patrullas de policías y soldados surcaban Libreville. Varios helicópteros sobrevolaban la ciudad y en barrios marginales ardían las barricadas.

Las fuerzas del orden establecieron puntos de control, las grandes arterias estaban cerradas y vehículos blindados esperaban en los cruces. Los comercios han estado cerrados desde el martes a mediodía y la gran mayoría de los habitantes, en sus casas.

Desde que se anunciara la controvertida victoria de Bongo, los disturbios estallaron en las grandes avenidas entre las fuerzas de seguridad y los opositores.

"Jean Ping presidente", "Nos han robado las elecciones", gritaban los manifestantes, que acusan a Ali Bongo de continuar con la dinastía instaurada por su padre y perpetuada por la elección de su hijo el mismo año de su muerte.

"Lamentamos tres muertos y varios heridos durante la manifestación de hoy", escribió en su cuenta de Twitter Jean Ping. Al final de la tarde, el portavoz del gobierno desmentía que hubiera habido víctimas.

Mientras ocurrían los incidentes, Ali Bongo se felicitó por una elección "ejemplar", "en paz y en transparencia", en su primer discurso tras el anuncio de su victoria.

- Presiones desde varios frentes -

"Jean Ping reafirma vigorosamente, con el acuerdo de la Unión Europea y Estados Unidos, que el recuento casilla por casilla, es la única forma de garantizar la legalidad del escrutinio", indicó su encargado de comunicación en Gabón, Jean-Gaspard Ntoutoume Ay, y su abogado en París, Eric Moutet.

En los últimos días, por miedo a que se produjeran incidentes, la Comisión Electoral fue objeto de presiones.

Incluso el número dos del Partido Democrático de Gabón (PDG, en el poder), Faustin Boukoubi, instó a la comisión a "tomar todas las medidas idóneas para publicar resultados fundamentalmente creíbles".

Las presiones también llegaron desde Francia, antigua potencia colonial, que pidió "transparencia e imparcialidad", y de la Unión Europea y Estados Unidos, que exigieron que sean publicados los resultados detallados por centro de votación.

Gabón sólo ha tenido tres presidentes desde el final de la colonización francesa el 17 de agosto de 1960. El país ha sufrido mucho con la caída del precio del petróleo y un tercio de la población vive en la pobreza, pese a que el país tiene uno de los PIB per cápita más altos de Africa, 8.300 dólares (7.400 euros).

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP