Una delegación de diplomáticos estadounidenses tuvo que huir de forma precipitada de la ciudad palestina de Belén cuando un grupo de manifestantes interrumpió la reunión en la que participaban y lanzó fruta a sus coches, indicó un testigo.

Los manifestantes, que protestaban contra la reciente decisión del presidente norteamericano Donald Trump de reconocer a Jerusalén como capital de Israel, lanzaron fruta, aparentemente tomates, contra los vehículos de la delegación estadounidense cuando ésta abandonaba el lugar, según un video del incidente colgado en línea.

Samir Hazbun, jefe de la cámara de comercio de Belén, en la Cisjordania ocupada, informó que la delegación del consulado estadounidense en Jerusalén participaba con un experto norteamericano y con empresarios locales en una sesión de formación sobre comercio digital.

Llegó "un cierto número de manifestantes enfurecidos, lo que nos forzó a poner fin a la reunión y obligó al experto a irse de inmediato con la delegación del consulado", dijo a la AFP.

En el video se ve a un grupo de manifestantes que entran en el local gritando y con una banderola con la inscripción: "Sionismo = Nazismo = Fascismo".

La delegación norteamericana recogió sus cosas y abandonó el lugar, mientras los manifestantes les lanzaban fruta y daban patadas a sus vehículos.

"Estados Unidos se opone al recurso a la violencia y a las intimidaciones cuando se expresan opiniones políticas", indicó en un mensaje un portavoz del Departamento de Estado. El programa interrumpido este martes era "apolítico" y se inscribía dentro "el compromiso a largo plazo de Estados Unidos de crear oportunidades económicas para los palestinos", agregó.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes