Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Tropas estadounidenses se lanzan en paracaídas en un campo militar cerca de Torun, Polonia, el 7 de junio de 2016 como parte de un entrenamiento de la OTAN

(afp_tickers)

Miles de soldados de la OTAN se lanzaron este martes en paracaídas sobre Polonia, en una demostración de fuerza de la Alianza, que lleva a cabo los mayores ejercicios militares en Europa oriental desde el fin de la Guerra Fría.

El objetivo de los ejercicios Anaconda, de diez días de duración, es reforzar la seguridad regional, en medio del capítulo más grave de tensión con Rusia desde la caída del comunismo en el continente.

De momento, el Kremlin reaccionó con enojo a los ejercicios. "Estas maniobras (...) no contribuyen a una atmósfera de confianza y seguridad", dijo el portavoz del presidente ruso, Vladimir Putin, Dimitri Peskov. "Por desgracia seguimos asistiendo a un déficit de confianza mutua", añadió.

En total, 31.000 soldados de 24 países, entre ellos 12.000 polacos, 14.000 estadounidenses y mil británicos, participan en estos ejercicios. Igualmente participan tres mil vehículos, 105 aviones y 12 buques, algo sin precedentes en Europa del este desde el fin de la Guerra Fría.

Los ejercicios sobre el terreno comenzaron este martes con el lanzamiento de unos dos mil paracaidistas cerca de Torun, en el noroeste del país. Entre los participantes, además de 19 países de la OTAN, figuran naciones vinculadas a la Asociación por la Paz como Ucrania.

Las maniobras tienen lugar además un mes antes de una cumbre de la OTAN en Varsovia, los días 8 y 9 de julio. En esa cumbre se espera que la Alianza Atlántica anuncie el despliegue de más tropas de rotación en Europa occidental, especialmente en Polonia, una iniciativa calificada por la OTAN de estrategia de "disuasión y diálogo", y que provocó la cólera de Moscú.

La OTAN cesó su cooperación con Moscú a raíz del conflicto ucraniano, donde Rusia se anexionó en marzo de 2014 la península de Crimea.

Al mes siguiente comenzó un conflicto armado en el este de Ucrania, donde los occidentales acusan a Rusia de apoyar con tropas y armas a los separatistas prorrusos que combaten contra las fuerzas de Kiev. La crisis derivó en la imposición mutua de sanciones económicas.

Pese a ello, la Alianza Atlántica prometió mantener conversaciones formales con los rusos antes de la cumbre de Varsovia.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP