Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Dos personas clavan una tabla de madera sobre una ventana ante la llegada del huracán María el 18 de septiembre de 2017 en Trois-Rivières, en la isla francesa de Guadalupe, el 18 de septiembre de 2017

(afp_tickers)

Los habitantes de las islas del Caribe devastadas por Irma, sentían este lunes la llegada huracán María, que alcanzó la máxima categoría y fue clasificado como "potencialmente catastrófico" con evacuaciones preventivas y cortes de luz.

María alcanzó la categoría 5, máxima de la escala, según el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos, que ya había advertido que el ciclón era "extremadamente peligroso".

El ciclón se convirtió al caer la noche en un huracán "potencialmente catastrófico" con vientos máximos sostenidos de 260 km/h en su ruta hacia el noreste, que lo llevará el miércoles sobre Puerto Rico.

María tocó tierra en Dominica hacia las 01H15 GMT de este martes con vientos de 257 kilómetros por hora, informó el NHC, citando datos de radar de Martinica y de aviones cazadores de huracanes de la Fuerza Aérea estadounidense.

La isla, de 73.000 habitantes, sufrió durante todo el día intensas lluvias, fuertes vientos e inundaciones y marejadas en las costas.

El primer ministro de Dominica, Roosevelt Skerrit, ordenó a los pobladores que viven en las áreas bajas que evacuaran a zonas más altas.

"No esperen a que el río se desborde para entonces tratar de cruzarlo o caminar a través de calles inundadas", advirtió en conferencia de prensa.

Más tarde, él mismo fue uno de los damnificados.

"Mi techo se voló. Estoy a merced del huracán. La casa se está inundando", dijo en su cuenta de Facebook, que después actualizó diciendo que había sido "rescatado".

Las islas francesas de Martinica y Guadalupe pasaron el lunes a alerta "violeta", el máximo nivel, que conlleva el confinamiento de la población.

"Tengo velas, lámparas y de qué comer. Tengo verduras en conserva y gas. Si no hay más electricidad, aguantaré. Las ventanas están cerradas, todo está tapiado", explicó a la AFP Anne-Marie, de 84 años, una habitante de Rivière-Salée, en el sur de Martinica, preparada para la llegada del ciclón.

En Martinica 33.000 hogares estaban sin electricidad, después de que el ojo del ciclón pasó a 50 kilómetros de las costas.

Las autoridades francesas ordenaron la evacuación inmediata de las zonas de riesgo de Guadalupe.

Las aerolíneas Air France, Air Caraibes y Corsair cancelaron vuelos con procedencia o destino en Martinica y Guadalupe.

El NHC emitió advertencias de huracán para las islas de Dominica, San Cristóbal y Nieves, Montserrat, Martinica, Puerto Rico (particularmente en sus islas Vieques y Culebra) y las Islas Vírgenes estadounidenses y británicas.

También emitió avisos de huracán para Saba, San Eustaquio, San Martín, San Bartolomeo y Anguila.

- Evacuación en República Dominicana -

Las autoridades de República Dominicana ordenaron el desalojo preventivo en zonas vulnerables.

"Desde este momento hacemos un llamado a la población en alto riesgo a trasladarse a un lugar seguro (...) para evitar tragedias", indicó el director del Centro de Operaciones de Emergencias (COE), Juan Manuel Méndez.

Francia, Reino Unido y Holanda también se preparaban para la llegada de María. Los tres países están en el corazón de polémicas sobre los medios implementados tras el pasaje de Irma.

Sus gobiernos fueron responsabilizados de haber tardado en enviar asistencia y refuerzos policiales a sus islas, sumidas en el caos y a menudo libradas al saqueo tras el paso del huracán.

A la isla de San Martín, divida en dos zonas -una francesa y otra holandesa- la Cruz Roja transportó 11 toneladas de ayuda procedente de Holanda el domingo, incluyendo materiales para reparar tejados.

En las islas holandesas vecinas de Saba y San Eustaquio, la Cruz Roja desplegó carpas para acoger a la gente a la que Irma había dejado en la calle.

Además, la marina holandesa tuiteó que algunas tropas iban rumbo a las dos islas para garantizar la seguridad de la zona, después de los saqueos registrados en San Martín tras el paso de Irma.

Por su parte, el ministro del Interior francés, Gérard Collomb, anunció el domingo el envío de unos "110 militares de la protección civil".

Pero avisó que habrá "problemas mayores" si Guadalupe es golpeada con fuerza, pues el territorio es "el centro logístico".

- Sube balance de muertos de Irma -

Se espera que María llegue al sur de San Martín -holandés- este martes. Irma dejó 14 de muertos a su paso en esta isla.

Otro huracán, José, también está activo en el Atlántico y ha desencadenado alertas de tormenta tropical para el noreste de Estados Unidos.

Irma dejó alrededor de 40 personas muertas en el Caribe antes de golpear Florida, donde murieron al menos 50 personas, según el balance preliminar actualizado este lunes. A su paso batió récords con vientos de hasta 295 km/h.

En Florida, unos 372.000 usuarios seguían sin electricidad, después de que los cortes alcanzaran a cerca de 15 millones de clientes.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes










AFP