Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una planta de cannabis en una exposición en Bogotá el 22 de diciembre de 2015

(afp_tickers)

El creciente interés de empresas internacionales por radicarse en Uruguay para producir y exportar marihuana para uso medicinal puede conducir a crear un "pequeño polo de desarrollo", indicó un funcionario.

"Varias empresas internacionales han mostrado su interés por radicarse en Uruguay para producir y exportar marihuana medicinal", dijo en entrevista con la AFP el secretario general de la Junta Nacional de Drogas, Milton Romani.

"Esto no lo teníamos como objetivo y puede significar un pequeño polo de desarrollo para el país", agregó.

La ley que autoriza y regula la producción del cannabis fue aprobada en 2013 por el Congreso uruguayo por iniciativa el entonces presidente José Mujica (2010-2015) y habilita al Estado a otorgar licencias de producción de marihuana, ya sea para uso medicinal como recreativo.

- Un nuevo mercado "prometedor" -

Ante la consulta sobre si la marihuana medicinal puede convertirse en una nueva agroexportación de Uruguay, Romani respondió que "puede", sin entrar en detalles.

Las empresas que han realizado consultas al gobierno uruguayo son de Estados Unidos e Israel, dijo el funcionario. "También hay otras (compañías) interesadas en la producción del cáñamo industrial", indicó.

Las plantas que serán destinadas al uso medicinal genéticamente tienen más proporción de cannabinol que de THC, el componente que produce los efectos psicoactivos que buscan los consumidores recreativos de marihuana, explicó Romani.

"Todavía no tenemos ajustado si habrá límites de producción para estas empresas, pero en principio no. Estamos en fase de protocolización", señaló.

No existen estimaciones sobre la dimensión de este posible nuevo mercado, pero en opinión de Romani "es prometedor".

"Recuerde que el Estado va a recaudar por licencias, por gramo producido y dispensado, por gramo producido de marihuana medicinal y por el cáñamo industrial", ilustró.

- Venta en farmacias -

Paralelamente, ya están creciendo los plantas de la marihuana que comenzará a venderse en junio o julio en las farmacias habilitadas y que están a cargo de dos empresas ganadoras de una licitación, que producirán, en principio, dos toneladas anuales cada una.

También está listo el software que se utilizará para el registro obligatorio de los usuarios, que deben ser mayores de edad y ciudadanos uruguayos o extranjeros con un mínimo de dos años de residencia en el país.

"El registro se hará en las oficinas del Correo. El usuario tiene que dar los datos personales y demostrar que cumple con los requisitos. Estos datos serán considerados 'sensibles', por lo cual están en la misma categoría del secreto bancario. Solo pueden ser levantados por un juez competente y con un planteo fundado", señaló Romani.

Una vez registrado, el usuario podrá comprar hasta 10 gramos por semana en las farmacias habilitadas, previa identificación a través de un lector de huellas digitales. De esta manera, el usuario no necesitará develar su nombre al farmacéutico.

"La sustancia no podrá estar expuesta al pueblo", acotó Romani, quien estima que la marihuana de uso recreativo tiene un mercado potencial de 160.000 usuarios en este país de casi 3,5 millones de habitantes.

La ley también prevé la posibilidad de "autocultivo" en los hogares para consumo personal, siempre que no se excedan de las seis plantas por persona. Los autocultivadores también deben registrarse.

Del mismo modo, están habilitados los llamados "clubes cannábicos", que producirán de forma colectiva un máximo de 99 plantas cada uno.

Hoy hay 4.400 autocultivadores registrados (en octubre pasado había 3.100) y 17 clubes cannábicos.

- "Uruguay no será Holanda" -

Las autoridades han insistido en que Uruguay no quiere atraer turistas por la marihuana, tema por el que el país ha ganado fama internacional en los últimos años.

"La idea no es convertir a Montevideo en un atractivo para el turismo cannábico. Eso ya lo padeció Holanda y no es lo nuestro", indicó Romani.

"Si hay alguien que a través del mercado legal, trafica, será penalizado. Cualquier suministro es un delito. Seremos muy estrictos en el cumplimiento de la ley", remató.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP