Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Marine Le Pen, líder del partido de extrema derecha Frente Nacional y diputada francesa, llega a la Asamblea Nacional, en París, el 21 de junio de 2017

(afp_tickers)

La líder de la extrema derecha francesa, Marine Le Pen, dio este miércoles sus primeros pasos en la Asamblea Nacional, acompañada por los otros siete flamantes diputados del ultraderechista Frente Nacional elegidos en las legislativas del domingo.

Le Pen, quien fue elegida por primera vez diputada en Francia tras haber sido derrotada en la segunda vuelta de las presidenciales de mayo por el centrista Emmanuel Macron, fue recibida por una multitud de periodistas.

Además de la líder de 48 años, tendrá un escaño en la Asamblea Nacional su pareja, Louis Aliot.

La presidenta del ultraderechista Frente Nacional expresó su "emoción" al entrar en la Asamblea Nacional con sus "camaradas" y tuvo un "pensamiento" para los otros candidatos de la formación antinmigración que no fueron electos.

Le Pen esperaba contar con al menos 15 diputados para poder formar un grupo parlamentario propio, lo que facilita la iniciativa legislativa.

"Los representantes del pueblo entran a la Asamblea, más numerosos que antes. Evidentemente es un motivo de satisfacción", agregó.

El sistema electoral francés, en el que solo el candidato más votado en la segunda vuelta de las elecciones legislativas se lleva el escaño, ha sido muy desfavorable para la extrema derecha, que hasta ahora tenía apenas dos diputados en la Asamblea Nacional.

"Este sistema es un verdadero escándalo y no vivimos en una verdadera democracia, ya que con 1,5 millones de votos en la segunda vuelta de las legislativas tenemos ocho diputados", apuntó Le Pen, una cifra que comparó a la de otros partidos que obtuvieron menos votos pero más escaños.

AFP