Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La presidenta del partido de extrema derecha francés Frente Nacional, Marine Le Pe, el 10 de junio de 2015 durante una intervención en el Parlamento Europeo, en Estrasburgo

(afp_tickers)

La líder de la ultraderecha francesa, Marine Le Pen, retiró este jueves de su cuenta de Twitter la foto del cuerpo decapitado del periodista estadounidense James Foley, cuya publicación junto a otras dos imágenes desencadenó una intensa polémica y una investigación judicial.

"No sabía que se trataba de una foto de James Foley. Todos pueden acceder a ella a través de Google. Esta mañana me entero de que su familia me pide que la retire. Por supuesto la retiré inmediatamente", declaró Marine Le Pen, presidenta del Frente Nacional (FN), a AFP. El miércoles, la justicia francesa inició una investigación judicial por "difusión de imágenes violentas".

Sin embargo, Le Pen dejó las otras dos fotos de las atrocidades del grupo Estado Islámico (EI), entre ellas la de un piloto jordano quemado vivo a comienzos de 2015, publicadas para protestar por el "paralelismo ruin" establecido por un periodista entre el FN y el EI.

Los padres de James Foley habían manifestado el miércoles su indignación por la publicación de las fotos de su hijo, decapitado por la organización yihadista en agosto de 2014. "Estamos profundamente impactados por la utilización que se hace de Jim en beneficio político de Le Pen y esperamos que la foto de nuestro hijo, así como las otras dos imágenes explícitas, sean retiradas inmediatamente", dijeron John y Diane Foley en un comunicado.

La iniciativa de Le Pen fue calificada de "falta moral y política" por el primer ministro francés, Manuel Valls. "Fotos monstruosas. Sra. Le Pen: incendiaria del debate público, falta política y moral, no respeto a las víctimas", tuiteó Valls.

Esas fotos son las de la "propaganda de Daesh (Estado Islámico en árabe)" y son un "verdadero insulto para todas las víctimas del terrorismo", dijo por su parte el ministro francés del Interior Bernard Cazeneuve.

Marine Le Pen denunció una "operación" tendiente a desprestigiarla, pocos días después del récord de votos obtenido por el Frente Nacional en la segunda vuelta de las elecciones regionales, este último domingo.

"Esta operación apunta a ocultar el inicio de este caso", a saber que un "determinado número de personas se permitió hacer comparaciones escandalosas, ruines, entre Daesh y el Frente Nacional", declaró Le Pen el jueves.

No voy a "dejar que los electores del FN sean comparados a una organización de bárbaros, de asesinos. Nunca dejaré pasar ese tipo de cosas", dijo Le Pen.

"Lamentablemente la única forma de dar un puñetazo en la mesa era con la publicación de esas fotos", agregó la diputada europea.

Antes de publicar las tres imágenes, Le Pen había publicado un tuit en el que instaba al periodista Jean-Jacques Bourdin a retirar sus "inmundas declaraciones", por un "paralelo hecho (...) entre Daesh y el FN".

Frente a las protestas de varios dirigentes del FN, Bourdin consideró "histérica" la reacción.

"No dije en ningún momento que el FN es como Daesh", "tengo verdaderamente demasiado respeto por los electores del FN como para entrar en una polémica inútil", aseguró.

El miércoles, el periodista había dicho en una entrevista con Gilles Kepel, un conocido especialista del mundo musulmán: "Volvamos a Daesh. Quisiera volver sobre los vínculos... eh... entre Daesh y el Frente... en fin los vínculos, no los vínculos directos entre Daesh y el Frente Nacional, sino ese repliegue identitario que finalmente es una comunidad... de espíritu, porque la idea de Daesh es empujar a la sociedad francesa hacia el repliegue identitario".

AFP