Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La presidenta y eurodiputada del partido francés de ultraderecha Frente Nacional, en la sede del Parlamento Europeo en Estrasburgo (Francia), el 15 de diciembre de 2015

(afp_tickers)

La dirigente ultraderechista francesa Marine Le Pen tuitetó el miércoles por la noche imágenes de ejecuciones perpetradas por el grupo Estado Islámico (EI) para responder a las críticas de un periodista, que hizo un "paralelo" entre su partido y los yihadistas.

La publicación de la líder del Frente Nacional (FN) generó críticas del gobierno, y la justicia francesa abrió una investigación preliminar por "difusión de imágenes violentas" contra Le Pen y contra un diputado de su formación, Gilbert Collard, que también publicó una foto de una víctima del EI.

"Monstruosas fotos. Señora Le Pen: incendiaria del debate público, falta política y moral, ningún respeto por las víctimas", subrayó también en Twitter el primer ministro, el socialista Manuel Vallas.

Las tres imágenes publicadas por Le Pen, acompañadas de la frase "¡Dáesh es eso!", utilizando el acrónimo en árabe del grupo EI, corresponden a la de un piloto jordano quemado vivo, a la de un hombre a punto de ser aplastado por un tanque y a la del periodista estadounidense James Foley.

Los padres de Foley, que dijeron estar "muy impactados", mostraron su indignación por la publicación de la imagen del cadáver de su hijo decapitado y exigieron su retirada inmediata.

Estas fotos son las de "la propaganda de Dáesh y, en este sentido, una abyección, una abominación y un verdadero insulto para todas las víctimas del terrorismo", estimó por su parte el ministro de Interior francés, Bernard Cazeneuve, quien pidió que la policía se hiciera cargo del asunto.

"¿Cazeneuve va a perseguirme por difamación contra Dáesh?", ironizó en un tuit la líder del FN.

- Fotos de matanza en Bataclan -

Antes de publicar las tres imágenes, la líder ultraderechista había publicado un tuit en el que instaba al periodista Jean-Jacques Bourdin a retirar sus "inmundas declaraciones", por un "paralelo hecho (...) entre Dáesh y el FN".

El periodista había dicho por la mañana, durante una entrevista a un especialista del mundo árabe: "Volvamos a Dáesh. Quisiera volver sobre los vínculos... eh... entre Dáesh y el Frente... en fin los vínculos, no los vínculos directos entre Dáesh y el Frente Nacional, sino ese repliegue identitario que finalmente es una comunidad... de espíritu, porque la idea de Dáesh es empujar a la sociedad francesa hacia el repliegue identitario".

Frente a las protestas de varios dirigentes del FN, Bourdin consideró "histérica" la reacción. "No dije en ningún momento que el FN es como Dáesh", "tengo verdaderamente demasiado respeto por los electores del FN para entrar en una polémica inútil", aseguró.

Con la intención también de denunciar los comentarios del periodista, el consejero político de Le Pen, Eric Domard, tuiteó por su parte una foto de la sala de conciertos Bataclan, tras la matanza del 13 de noviembre a manos de yihadistas. Ningún medio francés había publicado nunca la imagen.

Las declaraciones de Marine Le Pen llegan tres días después de que el ultraderechista Frente Nacional alcanzara un número récord de votos en las elecciones regionales del domingo, impulsado por las preocupaciones sobre la crisis de migrantes y los ataques yihadistas. No obstante, no llegó finalmente a hacerse con el poder de ninguna de las regiones.

AFP