Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente chino, Xi Jinping, y la primera ministra británica, Theresa May, se reúnen en Pekín el 1 de febrero de 2018

(afp_tickers)

La primera ministra británica, Theresa May, se reunió el jueves en Pekín con el presidente chino, Xi Jinping, en el segundo día de su viaje a China, en el que intenta convencer sobre la política comercial ambiciosa de Gran Bretaña para cuando se formalice su salida de la Unión Europea.

La víspera, May se reunió con su homólogo chino, Li Keqiang, con quien dio una conferencia de prensa en la que insistió con satisfacción sobre "la edad de oro" de la relaciones sino-británicas.

Su delegación incluye a representantes de 50 empresas y organizaciones.

Durante la visita está previsto firmar contratos por valor de 9.000 millones de libras (unos 10.200 millones de euros), indicó May el miércoles en una rueda de prensa en el Palacio del Pueblo de Pekín.

Añadió que Londres y Pekín quieren acelerar sus discusiones para eliminar barreras comerciales.

El mercado chino podría abrirse "dentro de los seis meses" a la carne bovina británica, afirmó May.

En el contexto de salida de Gran Bretaña de la UE, el viaje es crucial para Londres. China, segunda economía mundial, se impondría como un socio comercial esencial.

"China, socio estratégico de Gran Bretaña y de la UE, espera que el Brexit ofrezca oportunidades favorables para las dos partes", estimó Cui Hongjian, investigador del Instituto chino de estudios internacionales.

La iniciativa china de la 'Nueva ruta de la seda', colosal proyecto de inversión en infraestructura en Asia, África y Oriente Medio, es uno de los temas sensibles del viaje. Varios países europeos ven con resquemor el proyecto y temen las veleidades hegemónicas de Pekín.

May celebró el miércoles "las oportunidades" presentadas, pero recordó la importancia de respetar "las normas internacionales". Como la mayoría de los países de la UE, Londres no firmó el memorando financiero chino sobre esta iniciativa.

Así y todo el banco británico Standard Chartered anunció el jueves haber alcanzado un protocolo de acuerdo con el banco público China Development Bank que prevé que aquella ponga a disposición hasta 10.000 millones de yuanes (unos 1.600 millones de dólares) en capital para financiar proyectos vinculados al proyecto.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes










AFP