Navigation

May dice que la pelota está en el campo de la UE en negociaciones sobre el Brexit

La primera ministra británica, Theresa May, y su esposo, Philip May, tras asistir a un servicio religioso en Berkshire, al este de Reading (sur de Inglaterra), el 8 de octubre de 2017 afp_tickers
Este contenido fue publicado el 08 octubre 2017 - 13:03
(AFP)

La primera ministra británica Theresa May dirá este lunes a la Unión Europea que "la pelota está en su campo" en las negociaciones sobre el Brexit que su dividido gobierno retomará en Bruselas.

May aprovechará un discurso en la Cámara de los Comunes para pedir "flexibilidad" a la hora de encontrar un acuerdo sobre la retirada de Reino Unido en la UE, indicó su gabinete.

"Una asociación nueva, profunda y especial entre un Reino Unido soberano y una Unión Europea fuerte y exitosa es nuestra ambición y nuestra oferta para nuestros amigos europeos", declarará May.

"Lograr esa asociación necesitará liderazgo y flexibilidad, no sólo por nuestra parte, sino también por la de nuestros amigos, los 27 países de la UE", dirá.

"Y mientras miramos hacia la próxima etapa, la pelota está en su campo. Pero soy optimista y creo que recibiremos una respuesta positiva".

Seis meses después de que May iniciara el proceso de dos años para abandonar la UE, las negociaciones con la Comisión Europea sobre los términos del divorcio avanzan lentamente.

El mes pasado, en un discurso en Florencia, la primera ministra hizo concesiones sobre el acuerdo financiero británico y los derechos de los ciudadanos de la UE en un intento de salir del punto muerto.

Pero el Parlamento Europeo respaldó la semana pasada una moción en la que instó a los líderes europeos a no desbloquear la segunda fase de las negociaciones del Brexit, que podrían abarcar un eventual acuerdo comercial, ante la falta de "progresos suficientes" en las actuales discusiones de divorcio.

Y en su propio país los diputados criticaron con dureza las divisiones en el seno del Gobierno británico sobre su plan para el Brexit.

Desde que perdió su mayoría parlamentaria tras convocar elecciones anticipadas en junio, May lucha por mantener un discurso común entre sus ministros, especialmente el titular de Relaciones Exteriores, Boris Johnson.

Las tensiones aumentaron el viernes a raíz de un desastroso discurso de May en la conferencia de su partido conservador, y con el anuncio de un plan de 30 de sus diputados para echarla de su puesto.

Ministros veteranos, incluido Johnson, se reunieron para darle su apoyo a May durante el fin de semana, y crecieron los rumores sobre una próxima remodelación del Gobierno para que May afiance su autoridad.

La primera ministra ya mostró carácter al suspender a dos diputados conservadores, Julie Girling y Richard Ashworth, que habían apoyado la moción de la Eurocámara para aplazar las conversaciones sobre un acuerdo comercial.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.