Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La disposición de Donald Trump para lanzar afirmaciones sobre los atentados en Reino Unido provocó malestar del otro lado del Atlántico

(afp_tickers)

El presidente estadounidense, Donald Trump, todavía sigue invitado al Reino Unido, a pesar de su reacción al atentado en Londres el viernes y el frío rechazo de Theresa May que le siguió, dijo la primera ministra.

"Su Majestad la reina le hizo una invitación", dijo. "El presidente la ha aceptado. Es solo cuestión de acordar las fechas y la logística", explicó May en una entrevista grabada el viernes y difundida este domingo por la cadena estadounidense ABC.

Luego de que una explosión en el metro de Londres el viernes dejara más de 20 heridos, Trump recurrió a Twitter para culpar del ataque a "personas enfermas y dementes que estaban en la mira de Scotland Yard". "Hay que ser proactivos", añadió.

May reprochó los comentarios del mandatario estadounidense, señalando a periodistas el viernes que "no creo que sea de ninguna ayuda para nadie especular sobre una investigación en curso".

La disposición de Trump para lanzar afirmaciones sobre una serie de atentados en Reino Unido ha provocado una molestia del otro lado del Atlántico que ha contribuido al retraso indefinido de su muy alardeada visita de Estado.

Pero en la entrevista con ABC, May dejó claro que la visita seguía en pie.

"Me llevo bien con él (...). El presidente Trump tiene cariño por Reino Unido. Como muchos estadounidenses tiene lazos familiares con Reino Unido y trabajamos muy bien juntos", dijo.

"El Reino Unido y Estados Unidos siempre han tenido una relación especial y han trabajado bien juntos", apuntó.

Sobre la lucha contra el terrorismo, May afirmó que Londres trabaja con gigantes como Facebook y Google sobre cómo "hacer más" para ayudar a las autoridades a perseguir a "terroristas" que usan internet para planear ataques, un asunto que, dijo, va a presentar la próxima semana en la Asamblea General de la ONU.

"Es cuestión de garantizar que podamos impedir que terroristas usen internet para preparar ataques, y que podamos detener la difusión de ideología extremista y de odio que pueda incitar al terrorismo", explicó.

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

AFP