Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Unos combatientes leales al presidente de Yemen, Abed Rabo Mansur Hadi, montan guardia frente a la Fortaleza de El Cairo de Taez el 21 de octubre de 2015

(afp_tickers)

El emisario de Naciones Unidas para Yemen, Ismail Uld Sheij Ahmed, anunció este viernes que comenzó los preparativos para el inicio de negociaciones entre las facciones enfrentadas en el conflicto en ese país.

Al hablar ante el Consejo de Seguridad, el emisario confirmó que tanto los rebeldes chiitas hutíes como sus aliados seguidores del expresidente Alí Abdalá Saleh "han expresado claramente que están dispuestos a aplicar la resolución 2216, incluyendo un retiro negociado de las principales ciudades" donde se han desplegado los rebeldes y "la entrega al estado de todas las armas pesadas".

El Consejo de Seguridad, por su parte, publicó un comunicado instando "a todas las partes en Yemen a reanudar y acelerar las consultas políticas inclusivas" y a que se comprometan en las conversaciones de una "forma flexible y constructiva".

El gobierno del presidente yemeníta Abd Rabo Mansur Hadi ya había anunciado su "deseo de enviar una delegación para participar en las negociaciones de paz".

"Vamos a comenzar inmediatamente a trabajar con el gobierno, los hutíes y otros protagonistas (del conflicto) para alistar una agenda, una fecha y un formato para estas negociaciones" aseguró.

Un primer intento de sentar a los representantes del gobierno y de los rebeldes en una mesa de negociaciones en Ginebra fracasó en junio.

En septiembre, la ONU aseguró que ambas partes habían garantizado volver pronto a las conversaciones de paz, pero el anuncio no se cumplió.

Desde marzo, Arabia Saudita, que encabeza una coalición de una decena de países árabes sunitas, busca expulsar a los rebeldes hutíes de los territorios que conquistaron en Yemen, entre ellos la capital, Saná, desde mediados de 2014.

AFP