Los medios de comunicación oficiales y estatales de China pidieron este lunes una "línea más dura" contra los manifestantes prodemocracia en Hong Kong, luego de un fin de semana violento tras advertencias de Pekín de que reforzará los controles en ese territorio semiautónomo.

Manifestantes radicales rompieron las ventanas de la oficina regional de la agencia oficial de noticias china Xinhua el sábado, y el domingo un ataque con cuchillo dejó cinco heridos, entre ellos una funcionario local prodemocracia, en otro fin de semana de disturbios con decenas de arrestos.

"Vandalizar una agencia de prensa es un acto de naturaleza terrorista, igual que cuando se sobrepasan los límites de lo aceptable en una sociedad civilizada", escribió en inglés en Facebook El Diario del Pueblo, el periódico oficial del Partido Comunista Chino.

"La intensificación de la violencia en Hong Kong requiere una línea más dura para restaurar el orden", subrayó en un editorial China Daily, un periódico estatal en inglés.

Los manifestantes "buscan la indulgencia que les ofrecen los medios locales y occidentales, mientras tratan de silenciar a los que tratan de poner las protestas en el centro de la verdad", agregó el diario.

"Están destinados al fracaso porque su violencia se va a encontrar con el peso de la ley", advirtió.

El diario nacionalista Global Times llamó, en su editorial del domingo, "a las fuerzas del orden de Hong Kong a llevar ante la justicia lo antes posible" a quienes atacaron la oficina de Xinhua.

Ningún editorial mencionó el ataque con cuchillo en Tai Koo Shing, un barrio de clase media de Hong Kong, que dejó al menos cinco heridos.

Según testimonios citados por la prensa local, el hombre hablaba mandarín (lengua predominante en China continental) y sacó un cuchillo al cabo de una acalorada discusión con los manifestantes.

En unas imágenes de televisión se puede ver a Andrew Chiu, figura local de la protesta prodemocracia, con una oreja casi totalmente seccionada. Un segundo hombre inconsciente yacía en un charco de sangre, mientras que algunas personas intentaban curar sus heridas.

Los manifestantes en Hong Kong denuncian desde hace cinco meses con protestas casi diarias, y cada vez más violentas, la creciente injerencia de Pekín en los asuntos del territorio semiautónomo y exigen reformas democráticas.

Pekín advirtió el viernes después de una reunión de cuatro días de los líderes del Partido Comunista que no toleraría ningún desafío a su autoridad sobre Hong Kong, mientras anunció una "mejora" del sistema de elección del jefe del ejecutivo de Hong Kong.

China Daily destacó que el Partido Comunista quiere reforzar el sistema judicial de Hong Kong para "salvaguardar la seguridad nacional".

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes