Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Trabajadores en Puerto Serrano, cerca de Cádiz, el 11 de marzo de 2015

(afp_tickers)

El desempleo en España se situó en mayo por debajo de la barrera simbólica de cuatro millones de personas por primera vez desde 2010, un dato favorable al gobierno conservador a menos de un mes de las elecciones.

El desempleo bajó en 119.768 inscritos y se situó en 3,89 millones de personas, indicó este jueves el ministerio de Empleo.

En los últimos doce meses, el número de desempleados se redujo en 323.628 personas, un 7,68% menos. Sin embargo el porcentaje sigue siendo muy alto, del 21% según los datos del primer trimestre del año del Instituto Nacional de Estadística (Ine).

En 2013 el desempleo había alcanzado un máximo de 26,7%, según datos del Ine. Desde agosto de 2014 no había descendido por debajo de los cuatro millones.

"Es un dato muy positivo para los españoles", dijo la ministra del Empleo, Fátima Báñez, a la televisión pública, cuando falta menos de un mes para las elecciones del 26 de junio.

En mayo el ministerio registró en mayo 17,66 millones de personas con empleo e inscritas en la seguridad social, unos 440.000 más que hace un año.

El jefe del gobierno español saliente, el conservador Mariano Rajoy, se congratuló por las cifras divulgadas este jueves.

"Si conservamos las mismas directrices de política económica (...) vamos a crear en torno a medio millón de puestos de trabajo anuales", señaló durante un evento en Burgos.

"Los datos de paro demuestran que éste es el mejor mayo de la Historia de España", afirmó.

Pero, sin tener en cuenta las variaciones estacionales, la caída en mayo es sólo de 43.966 personas y los contratos indefinidos sólo representan el 8,34% de los nuevos contratos.

Partidos de oposición y sindicatos matizaron los resultados.

"Las estadísticas del paro registrado bajan porque un contrato digno de antes se ha convertido ahora en dos o tres contratos precarios", fustigó el diputado socialista Rafael Simancas.

UGT, uno de los principales sindicatos españoles, afirmó que "se está extendiendo la precariedad también en el desempleo", al denunciar que en abril solo 52,9% de las personas sin trabajo recibieron prestaciones por desempleo, contra 54,6% un año antes.

Mariano Rajoy, hizo campaña para las legislativas de diciembre destacando el hecho de que la tasa de desempleo había bajado 2,8 puntos porcentuales en 2015 (653.200 personas), el descenso más pronunciado desde 1996.

Pero su Partido Popular, aunque quedó de primero en la votación, perdió su mayoría absoluta por lo que no pudo formar gobierno y debieron ser convocadas de manera anticipada nuevas elecciones legislativas.

La tasa de desempleo español sigue siendo la más elevada de Europa por detrás solo de Grecia, según la agencia de estadística europea Eurostat.

Pese a todo, Rajoy insistió en miércoles en la necesidad de mantener a los conservadores en el poder, para profundizar en las reformas, entre ellas una liberalización del derecho laboral que ha facilitado despidos y reducido las indemnizaciones de los trabajadores.

"Vamos por el buen camino, lo que sería un enorme error ahora es... dar marcha atrás", dijo Rajoy, en referencia al programa de los socialistas o del partido antiausteridad Podemos, que pretenden derogar esas reformas, en parte o por completo.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP