Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La Bolsa de Sao Paulo el 22 de septiembre de 2015

(afp_tickers)

Los mercados brasileños reaccionaron con caídas este miércoles a la detención del CEO del banco de inversión BTG Pactual y de un senador oficialista por su supuesto vínculo con el megaescándalo de corrupción en Petrobras.

La bolsa de Sao Paulo cerró con caída de 2,94% en 46.866 puntos con las acciones del mayor banco de inversión independiente de América Latina liderando las pérdidas al término del pregón con -21%, aunque horas más temprano había anotado retrocesos superiores a 30% tras la detención preventiva de su controlador, André Esteves.

De 47 años de edad y con una fortuna de 2.100 millones de dólares, según la revista Forbes, Esteves fue detenido de manera preventiva en Rio de Janeiro en la misma operación en la que en Brasilia fue capturado el senador Delcidio Amaral, líder del Partido de los Trabajadores (PT, izquierda) en la cámara alta.

Ambos fueron detenidos por su supuesta participación en el esquema de corrupción en la petrolera estatal Petrobras, una millonaria trama que drenó 2.000 millones de dólares a la compañía.

Amaral es el primer legislador protegido por fueros que es arrestado por el fraude a la estatal, objeto de la investigación bautizada como 'Lava Jato'.

El real, de su lado, cayó 1,2% cotizado en 3,749 por dólar.

"Con la detención de Esteves todos quedaron sorprendidos, llama mucho la atención del mercado esa detención", comentó a la AFP el analista Angelo Larozi de Walpires Corretora en Sao Paulo.

"Aún no sabemos el por qué de eso, así que debemos esperar que las cosas se vayan desarrollando. Aunque realmente preocupa porque es una figura muy respetada dentro del mercado financiero, que está en medio de muchas negociaciones con el banco de desarrollo BNDES, con empresas, y eso despierta preocupación entre inversionistas", añadió.

Esteves además es accionista de Sete Brasil, una empresa creada para abastecer de servicios a Petrobras y que también es investigada por el fraude.

BTG informó por la tarde que nombró a un CEO interino.

Las detenciones de este miércoles son un temblor más en el agitado clima del Congreso, donde el gobierno de la presidenta Dilma Rousseff necesita aprobar un plan de reajuste fiscal crucial en un año de recesión económica, pero no cuenta con los apoyos necesarios.

Las fuerzas de seguridad actuaron a pedido de la fiscalía y con autorización de la Corte Suprema de Justicia, luego de que los investigadores detectaran "indicios de que el senador, junto con el abogado y el banquero, estarían obstaculizando las investigaciones" en el caso de corrupción, según relató una asesora del máximo tribunal.

Joao de Castro Neves, director de Eurasia Group para América Latina, con sede en Washington, dijo que las detenciones de hoy "son significativas y validan nuestra visión de que la operación Lava Jato profundizará la crisis política en 2016, en particular tras la detención del martes de un socio cercano del ex-Presidente Lula".

"Es primera vez que esta operación plantea la perspectiva de contagio financiero", añadió.

Hace apenas 24 horas fue arrestado José Carlos Bumlai, empresario cercano al expresidente Luiz Inacio Lula da Silva por este mismo escándalo.

AFP