Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La presidenta de Chile Michelle Bachelet en su informe anual al Congreso el 1 de junio de 2017

(afp_tickers)

Los mercados esperan un cambio en la política económica de Chile, que elegirá en noviembre al sucesor de Michelle Bachelet, como antídoto contra el bajo crecimiento y alto déficit que provocó la primera rebaja de su calificación crediticia en 25 años.

El "niño rico" de la región sufrió un mazazo el jueves cuando la agencia calificadora Standard & Poor's rebajó su nota de AA- a A+ pero la puso en perspectiva estable.

"Es una mala noticia, no es una tragedia, pero es un indicador nítido de que estamos retrocediendo y que en estos años nos hemos equivocado", dijo a la AFP Guillermo Pattillo, académico de la Universidad de Santiago.

Añadió que la desaceleración de la economía local - que creció 1,6% el año pasado, su tasa más baja en siete años - refleja la incertidumbre que generó en los mercados la conducción económica del gobierno de la socialista Bachelet, en especial la desconfianza hacia sus reformas.

"El tono anti economía de mercado del discurso del gobierno generó finalmente un aumento muy fuerte en la incertidumbre. La reforma tributaria redujo la actividad, la incertidumbre afectó la inversión y eso genera una economía más endeble que repercute en las finanzas públicas", agregó el economista.

Durante todo el gobierno de Bachelet la inversión ha tenido números rojos y cerraría este año con una contracción de 0,5%, según proyección del banco BBVA.

"La explicación es clara, la reforma tributaria y otras reformas sociales provocaron el derrumbe de la inversión, casi completamos el cuarto año de caída cosa que no teníamos desde la década del 70 y eso explica un 80 a 90% del freno de la economía", consideró Erik Haindl, decano de facultad de Negocios de la Universidad Gabriel Mistral.

Bachelet puso a rodar en Chile un ambicioso plan de reformas de calado social.

Una emblemática reforma de la educación permitió a unos 250.000 estudiantes estudiar gratis en universidades del país, el inicio de un plan que busca borrar el sistema heredado de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) que extendió la privatización de la enseñanza.

- Apretar el cinturón -

Esta semana comenzó con malas noticias para la economía doméstica. El equipo económico liderado por el ministro de Hacienda Rodrigo Valdés anunció una revisión a la baja de sus proyecciones de expansión de la economía que crecería este año un 1,5%, frente al 2,25% inicial.

Desde el gobierno se apunta a la caída del precio del cobre como una de las claves de las turbulencias económicas de Chile, el mayor productor mundial del metal rojo.

"Nos ha tocado un periodo particularmente difícil. Nosotros perdimos muchísimos ingresos y no solo por el menor crecimiento, sino también por el menor precio del cobre", dijo Valdés en entrevista con CNN Chile.

El ministro defendió el accionar de su gobierno ante los golpes del contexto internacional y calificó de "correcto" el ajuste fiscal gradual implementado.

Standard & Poor's apuntó al deterioro público de las finanzas como desencadenante del recorte en la calificación crediticia. La deuda neta se situará en torno al 11% del Producto Interior Bruto (PIB) este año y seguirá creciendo para situarse en el 15% en 2019.

Sin embargo, la agencia de calificación mantuvo la perspectiva "estable" como reflejo de que "la consolidación fiscal gradual de Chile y su recuperación económica lenta pero sostenida ayudarán a estabilizar su perfil externo".

- Efecto Piñera -

Las malas noticias para la economía chilena llegan en pleno año electoral y con el expresidente derechista Sebastián Piñera (2010-2014) liderando las encuestas.

"Creo que estamos viendo una recuperación de las expectativas empresariales ante la posibilidad de que gane Piñera", comentó Pattillo.

Una opinión compartida por Haindl que consideró que "hay expectativas de que pueden venir reformas si gana Piñera", que privilegien la dinámica de la economía.

Lo que podría explicar en parte el fuerte dinamismo que protagoniza la bolsa de Comercio de Santiago, a punto de pasar los 5.000 puntos.

Un optimismo a futuro del mercado que se reflejó esta semana en la entrega de proyecciones del banco BBVA que estima en un 2,4% la expansión de la inversión en 2018, tras prever una contracción de 0,5% este año.

La inflación está por debajo del rango meta de 3% fijado y el desempleo que pese a marcar al alza, 7% en el trimestre marzo-mayo, sigue bajo control.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP