AFP internacional

La canciller Angela Merkel, con gesto serio durante una rueda de prensa que dio el lunes 8 de mayo en Berlín

(afp_tickers)

La canciller alemana, Angela Merkel, rechazó "categóricamente" la organización en territorio alemán de una eventual campaña para el referendo sobre el restablecimiento de la pena de muerte en Turquía.

"La pena de muerte es un algo que rechazamos categóricamente. ¿Por qué habría una autorización (para hacer campaña) cuando no estamos obligados? No lo haremos", declaró la canciller alemana en una entrevista con la radio regional WDR difundida este martes.

El Gobierno alemán ya había indicado el viernes que, si Turquía organizaba un referendo sobre la pena de muerte, Alemania no dejaría que la consulta se llevara a cabo en su territorio, donde viven 1,4 millones de electores turcos.

"Políticamente, no es concebible que autoricemos tal consulta sobre una medida en clara oposición a nuestra Constitución y nuestros valores europeos", dijo el portavoz del Gobierno, Steffen Seibert.

La campaña electoral en Alemania para el referendo de abril destinado a reforzar los poderes de la presidencia turca tensó las relaciones entre Turquía y Alemania.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, acusó al Gobierno alemán de prácticas nazis después de que se impidiera a sus ministros hacer campaña en ese país.

Tras la ajustada victoria del 'sí' en el referendo, Erdogan dijo estar dispuesto a organizar una nueva consulta sobre el restablecimiento de la pena de muerte.

AFP

 AFP internacional