Navigation

Mexicana Pemex se reestructura tras reforma que acabó con su monopolio

Unos trabajadores en una plataforma petrolera de Pemex en el Golfo de México el 30 de agosto de 2013 afp_tickers
Este contenido fue publicado el 21 agosto 2014 - 00:54
(AFP)

La petrolera estatal mexicana Pemex anunció este miércoles que emprenderá una reestructuración interna para ser más eficiente a raíz de la recién promulgada reforma energética que acaba con su prolongado monopolio en el sector y la obliga a competir con inversores privados extranjeros.

El director general del gigante petrolero, Emilio Lozoya, dijo que la firma decidió emprender estas transformaciones para "asegurar nuestra presencia en los mercados donde vamos a competir tanto en la exploración y extracción de hidrocarburos como en su transformación en petrolíferos y petroquímicos".

Con el objetivo de tener "una estructura más ágil, flexible y eficiente", Pemex decidió reducir a dos sus subsidiarias quedando una de exploración y producción y otra de transformación industrial, indicó la firma en un comunicado.

También decidió crear tres filiales: perforación, logística y transporte y cogeneración de energía eléctrica.

Hasta ahora, Pemex contaba con seis subsidiarias y filiales que incluían exploración y producción, refinación, gas y petroquímica básica, petroquímica, Comercio Internacional (PMI) y el Instituto Mexicano del Petróleo.

La petrolera, que aporta más de un tercio de los ingresos públicos de México, ha venido registrando fuertes pérdidas desde el año pasado y su producción viene cayendo desde los 3,4 millones de barriles diarios de 2004 a los 2,5 millones en 2013.

Tan solo en el segundo trimestre de 2014, la compañía perdió unos 4.000 millones de dólares, según datos oficiales.

El pasado 11 de agosto, el presidente Enrique Peña Nieto promulgó la normativa de la reforma energética, considerada la reforma constitucional más trascendente de las varias impulsadas en su mandato (2012-2018).

La reforma, a la que se ha opuesto frontalmente la izquierda, pone fin a más de 75 años de monopolio de las estatales Pemex y CFE en los sectores petrolero, gasífero y eléctrico y abre la puerta a la iniciativa privada.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.