Alto funcionario y desconocido por la opinión pública, Mijail Mishustin, designado el miércoles Primer ministro por Vladimir Putin, dirige desde hace diez años el servicio de recaudación de impuestos, donde logró fama de eficaz.

Este moscovita de 53 años, ingeniero, reemplazará a Dimitri Medvedev, quien presentó la renuncia de su gobierno, después de que Putin expresara su deseo de llevar a cabo importantes reformas constitucionales.

Muestra del relativo anonimato en que Mijail Mishustin permanecía, es que su página Wikipedia, antes del nombramiento, solo existía en ruso.

Al mando del fisco ruso, este hombre calvo de rostro ancho tiene en su corto curriculum un gran logro, según expresaba de forma grandilocuente la emisora televisiva pública Rossiya-24.

"Creó el mejor sistema de colecta de impuestos del mundo", aseguró la cadena poco después del anuncio de su nombramiento.

Sea o no exagerada esta afirmación, lo cierto es que Mishustin organizó la reestructuración y la digitalización del fisco, durante mucho tiempo dominado por una enorme burocracia, para convertirlo en una temida agencia.

Diplomado a fines de los años 1980 en una universidad tecnológica de la capital rusa, ingresó a la administración rusa en 1998 como vicepresidente del servicio de impuestos.

Seguirá luego una carrera de alto funcionario en varias agencias gubernamentales: a partir de 2004 en el servicio federal de catastro, luego tres años más tarde en la dependencia encargada de la gestión de las zonas económicas especiales creadas para atraer inversiones extranjeras.

- "Muy temprano" -

Tras dirigir un fondo de inversiones, UFG Asset Management, retornará en 2010 al servicio de impuestos ruso con la misión de modernizarlo profundamente.

Una misión exitosa, decía él en noviembre de 2019 en una entrevista al diario Kommersant, reivindicando una "diferencia de IVA" (diferencia entre los ingresos esperados de IVA y los percibidos realmente) inferior a 0,6%, cuando gira alrededor del 10% en Europa.

"Somos un ejemplo, la gente viene a estudiarnos", agrega.

Para lograrlo, Mijail Mishustin se convirtió en el adalid de la digitalización de la economía rusa. A fines de 2018, el servicio de impuestos anunció, "para mejorar la eficacia", la creación de una base de datos centralizada que reúne todos los datos existentes sobre los ciudadanos rusos y es accesible a todas las administraciones.

Apreciado por Putin, el alto funcionario se mostró en varias ocasiones a su lado, especialmente jugando a hockey sobre hielo -- es miembro del consejo de supervisión del club de hockey de CSKA Moscú -- en un partido de gala en el que participa el presidente ruso cada año en Sotchi (sur).

Es "muy temprano" para ver en él al posible sucesor de Vladimir Putin, subraya para la AFP la politóloga Ekaterina Schulmann, que considera que Mijail Mishustin "es una figura ideológicamente neutra".

Según varios analistas, es sin embargo allegado al ex ministro de Finanzas Alexei Kudrin, figura entre las más respetadas en Rusia pertenecientes al club de los "liberales", opuestos al clan de los "siloviki", surgidos de los servicios de seguridad.

Casado y padre de tres hijos, el jefe de los impuestos aparecía en 2015 en el 54º lugar de los funcionarios mejor pagados de Rusia, según la revista Forbes, con ingresos de 183,31 millones de rublos (2,7 millones de euros a la tasa actual).

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes