AFP internacional

Manifestación en la Explanada Nacional en Washington contra la decisión del presidente Donald Trump de retirar a Estados Unidos del acuerdo de París, el 3 de junio de 2017

(afp_tickers)

Gobernadores, alcaldes, empresas y universidades denunciaron el lunes en una carta con más de mil firmas el "grave error" del presidente Donald Trump de retirarse del Acuerdo de París sobre el clima y prometieron a la ONU luchar para reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero.

En una carta abierta titulada "Aún estamos dentro" y coordinada por el multimillonario Michael Bloomberg, actual enviado especial de la ONU para el clima y exalcalde de Nueva York, los firmantes aseguran que seguirán "apoyando acciones por el clima para cumplir con el Acuerdo de París".

La carta fue enviada al secretario general de la ONU, Antonio Guterres, y a la jefa para el clima de la organización, la mexicana Patricia Espinosa.

"En la ausencia de liderazgo de Washington, estados, ciudades, universidades y empresas que representan un porcentaje significante de la economía estadounidense buscarán metas ambiciosas por el clima, trabajando juntos en favor de acciones concretas y para asegurarse de que Estados Unidos siga siendo un líder global en la reducción de emisiones", dice la carta.

Los signatarios de la misiva -entre ellos los gobernadores de Nueva York y California, pero también empresas como Nike, Google o Apple- subrayan que en Estados Unidos son las autoridades locales y las empresas las mayores responsables de una importante reducción de las emisiones, y que seguirán acelerando su lucha en los años venideros, sin importar lo que decida el gobierno federal.

De manera paralela, al menos 211 alcaldes han adoptado el Acuerdo de París para sus ciudades y 13 gobernadores estatales -demócratas y republicanos- se han integrado en una "Alianza por el Clima" para luchar contra el calentamiento del planeta. Un total de 17 gobernadores han difundido comunicados individuales que apoyan el Acuerdo de París.

Bloomberg había dicho el viernes pasado, día del anuncio de Trump, que donaría a la oficina de la ONU encargada de la lucha contra el cambio climático 15 millones de dólares, la misma cifra que el organismo dejará de percibir de Estados Unidos.

"Asistimos a una reacción masiva a la decisión de Trump", subrayó Steven Cohen, director ejecutivo del Earth Institute, especializado en el cambio climático en la Universidad de Columbia, en Nueva York.

"Trump dio involuntariamente una aceleración a la reducción de gases de efecto invernadero", estimó.

AFP

 AFP internacional