Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, invitado por el Center for American Progress, en Washington, el 10 de noviembre de 2015

(afp_tickers)

El gobierno israelí decidió el domingo autorizar a miles de etíopes que afirman tener orígenes judíos, los "falashas", a inmigrar a Israel durante los próximos cinco años.

"Hoy, tomamos la importante decisión de que vengan los últimos descendientes de las comunidades que tienes afinidades con Israel", declaró el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu en un comunicado.

Los falashas son judíos etíopes convertidos a la fuerza al cristianismo en el siglo XIX.

Se trataría de unas 9.100 personas que viven en su mayoría en campamentos en las ciudades etíopes de Adís Abeba y Gondar, dijo a la AFP una portavoz del ministerio del Interior.

Vendrán a Israel y serán convertidos al judaísmo, precisó el ministerio.

AFP