Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Unos judíos ortodoxos rezan en el Muro de los Lamentos, en la Ciudad Vieja de Jerusalén, el 31 de julio de 2017

(afp_tickers)

Miles de fieles acudieron la noche de este lunes al Muro de los Lamentos, en la Ciudad Vieja de Jerusalén, con motivo del Tisha Beav, una jornada de duelo que recuerda la destrucción de dos templos judíos, constató una periodista de la AFP.

Se trata de la primera gran concentración judía en la Ciudad Vieja, situada en Jerusalén Este anexada y ocupada, desde el estallido de violencias de las dos últimas semanas, tras el intento israelí de instaurar nuevas medidas de seguridad en los accesos a la Explanada de las Mezquitas.

Las violencias dejaron seis muertos y cientos de heridos en enfrentamientos de lado palestino, mientras que por parte israelí murieron tres personas apuñaladas por un palestino en una colonia de la Cisjordania ocupada.

Un portavoz policial indicó que se habían movilizado unidades suplementarias de policía para garantizar la seguridad durante las 24 horas de ayuno.

El Muro de los Lamentos, el lugar más sagrado del judaísmo, es uno de los muros de contención del segundo Templo judío, destruido por los romanos el año 70, y se encuentra en la parte baja de la Explanada de las Mezquitas, tercer lugar sagrado del islam.

"No soy realmente religiosa pero para mi es importante venir aquí para esta conmemoración en este día de duelo", explicó a la AFP Leora Kaufman, israelí de 25 años.

Tisha Beav conmemora varios desastres en la historia del judaísmo: la destrucción del Templo de Salomón, 600 años antes de Cristo; la del segundo Templo, en el año 70; y la expulsión de los judíos de España en 1492.

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

AFP