AFP internacional

Manifestantes sostienen imágenes de Naser Zafzafi, líder del movimiento de protesta de la zona del Rif, durante una manifestación contra la corrupción, la represión y el desempleo en la ciudad norteña de Alhucemas, Marruecos, el 30 de mayo de 2017.

(afp_tickers)

Varios miles de manifestantes reclamaron la madrugada del miércoles en las calles de Alhucemas la liberación del líder de la protesta popular que convulsiona el norte de Marruecos desde hace seis meses, Naser Zefzafi, detenido la víspera.

Tras la suspensión nocturna del ayuno del Ramadán, los manifestantes invadieron las calles del barrio sur Sidi Abed, cerca del centro de esta ciudad marroquí situada en la costa noreste a 140 km de Melilla, constató un videasta de la AFP.

La manifestación continuaba pasada la medianoche local, tras el despliegue de fuerzas antimotines para intentar dispersar a los manifestantes.

Zefzafi, de 39 años y sin empleo, se convirtió en los últimos meses en líder del movimiento popular que conmociona la región norteña del Rif desde la muerte, en octubre de 2016, de un vendedor de pescado aplastado por el mecanismo de un camión de recogida de la basura.

El incidente suscitó una gran indignación en todo el país.

A lo largo de los meses, la protesta, orquestada por pequeños grupos de activistas locales que seguían a Zefzafi, detenido el lunes, adquirió un cariz más social y político, exigiendo el desarrollo del Rif —-marginado según ellos-— con un discurso identitario teñido de conservadurismo y referencias islámicas.

AFP

 AFP internacional