Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Israelíes se reunieron en la ciudad vieja de Jerusalén el 5 de junio de 2015 para festejar la conquista por Israel de Jerusalén Este en 1967

(afp_tickers)

Decenas de miles de personas desfilaron este domingo entre fuertes medidas de seguridad en Jerusalén para conmemorar la conquista de la parte palestina de la Ciudad Santa por parte de Israel hace 49 años.

Naciones Unidas ha condenado en varias ocasiones la ocupación y la anexión de Jerusalén Este por parte de Israel en 1967.

Los palestinos quieren convertir la parte oriental de Jerusalén en la capital del Estado al que aspiran, lo que rechazan los dirigentes israelíes.

"Desde hace 49 años, Jerusalén está libre de sus cadenas. No volveremos a una realidad de una ciudad dividida y herida", declaró en un discurso el domingo el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.

"Continuaremos construyendo en Jerusalén para todos sus habitantes", añadió, según medios israelíes.

El 49º aniversario de la guerra de los Seis Días, durante la cual Israel ocupó Jerusalén Este, tiene lugar este año en vísperas de la fiesta musulmana del Ramadán.

Una gran parte de los palestinos son musulmanes e Israel temía que la celebración de la controvertida conquista de Jerusalén Este generara disturbios, por lo que las autoridades desplegaron más de 2.000 agentes, según un portavoz de la policía.

Los participantes acudieron al Muro de las Lamentaciones, un enclave sagrado para los judíos, atravesando el barrio musulmán.

La Corte Suprema rechazó este domingo un recurso de la oenegé israelí Ir Amim, que urgía a prohibir la entrada de la marcha a la Ciudad Vieja a través de la Puerta de Damasco, la principal entrada utilizada por los palestinos.

El alto tribunal rechazó el recurso, pero decretó que el paso de la marcha por el barrio musulmán comenzara a las 18H15 hora local (15H15 GMT) y terminara como muy tarde a las 19H00 (16H00 GMT).

La restricción horaria obedecía a que el Ramadán podría adelantarse al domingo por la noche, ya que su inicio coincide con la luna nueva.

Pequeños grupos de jóvenes judíos con banderas israelíes penetraron en el barrio musulmán gritando lemas nacionalistas. Algunos comerciantes cerraron sus tiendas por precaución, después que el año anterior se registraran disturbios.

"El año pasado, pusieron cola en mi cerradura", declaró Rimon Himo, gerente de una tienda, mientras protegía su cerradura con cinta adhesiva. "Aprendí la lección", añadió.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP