Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La región de Cachemira, dividida entre India y Pakistán desde 1947, es uno de los lugares más militarizados del planeta

(afp_tickers)

Miles de personas abandonaron sus casas en la parte paquistaní de Cachemira en las últimas semanas tras un aumento de la tensión entre India y Pakistán, con disparos en la frontera, informaron las autoridades locales.

Según las autoridades pakistaníes, unos 3.000 civiles se fueron de sus aldeas en los alrededores de Abaspur, cerca de la Línea de Control (LoC), la frontera de facto en esta región, después de los bombardeos intensos de las tropas indias en las últimas semanas.

Según Sajid Hussain, un responsable administrativo en el área, la mayoría de los desplazados provienen de cuatro pueblos fronterizos.

"Los estamos registrando", declaró a la AFP Husain, quien afirma que muchos de ellos se han alojado en casa de conocidos y unas cincuenta familias, en edificios gubernamentales.

Un anciano de una aldea cercana a la Línea de Control, Muhamad Saidique, declaró a la AFP que casi el 80% de los habitantes de su pueblo han huido.

Al menos seis personas murieron y más de 20 resultaron heridas durante las dos últimas semanas en el sector de Abaspur en una espiral de violencia fronteriza, según Husain.

Cachemira, dividida desde 1947 entre India y Pakistán, es una de las zonas más militarizadas del mundo y escenario de una serie de conflictos.

Las dos potencias nucleares reivindican la soberanía de esta región montañosa rica en agua, una rivalidad que en el pasado derivó en dos guerras.

AFP