Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Agentes de policía en el marco de un cordón de protección en los Jardines del Emperador en Ajaccio, Córcega, el 27 de diciembre de 2015.

(afp_tickers)

Miles de personas se manifestaron el domingo en la isla francesa de Córcega, pese a la prohibición impuesta por las autoridades tras dos días de protestas e incidentes racistas.

Después de que el prefecto de la isla, Christophe Mirmand, anunciara que en los Jardines del Emperador, donde ocurrió la agresión contra dos bomberos y un policía que desató la violencia, estaría vigente hasta el 4 de enero una prohibición de manifestarse, miles de personas se congregaban en otras partes de la ciudad de Ajaccio.

"¡Árabes fuera!" y "Esta es nuestra casa!", gritaron los manifestantes.

"No somos delincuentes, no somos racistas", señalaban otros participantes.

"Hay que acabar con estos comportamientos, que alteran la imagen de Córcega", declaró el domingo Mirmand, quien denunció "comentarios ofensivos e inaceptables que incitan al odio y a la xenofobia".

El viernes, un grupo que se desprendió de una protesta en reacción a la agresión cometida la víspera contra dos bomberos y un policía del barrio popular de los Jardines del Emperador, asaltó y saqueó una sala de rezo musulmán.

Estos disturbios se producen en un clima de tensión provocado por los atentados yihadistas del 13 de noviembre en París, que dejaron 130 muertos.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP