Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Migrantes y refugiados abordan un tren con destino Serbia tras cruzar la frontera con Grecia, este sábado 27 de febrero cerca de Gevgelija (Macedonia)

(afp_tickers)

Unos 6.500 migrantes continuaban bloqueados este sábado en el puesto fronterizo de Idomeni, en el norte de Grecia, un día después de la decisión de cuatro países de los Balcanes de limitar el ingreso de refugiados a 580 por día.

"Esta situación se solucionará dentro de 15 días", aseguró el sábado el ministro griego de Política Migratoria, Yiannis Mouzalas, quien anunció la voluntad del gobierno de instalar "campos provisionales en el país" con una capacidad total de entre 2.000 y 3.000 personas.

Este bloqueo de migrantes en la frontera llegó después que Macedonia decidiera la semana pasada cerrar su frontera a los afganos. Además, Skopie exige a sirios e iraquíes documentos de identidad y una credencial de paso expedida por los centros de registro griegos.

El puesto fronterizo de Idomeni permaneció, sin embargo, totalmente cerrado en la madrugada del viernes y hasta el sábado por la tarde, según la policía griega.

Según la agencia de noticias Athens New Agency, unas 6.500 personas permanecían bloqueadas en este punto a última hora del sábado.

Eslovenia y Croacia, miembros de la Unión Europea, así como Serbia y Macedonia, anunciaron el viernes limitar a 580 el número diario de personas que ingresan en sus territorios rumbo al norte de Europa.

La medida se produce en respuesta a una decisión similar de Viena que la semana pasada limitó a 80 el número de demandantes de asilo y a 3.200 el de personas que pueden cruzar a su territorio por día.

"Hacemos frente a una crisis humanitaria que otros provocaron", declaró Mouzalas en una entrevista a la radio Sto Kokkino, precisando que los campamentos previstos en Grecia "deben responder a las necesidades básicas" de los migrantes "por un tiempo limitado".

Solo 150 refugiados lograron cruzar la frontera macedonia el jueves antes del cierre de Idomeni, según las autoridades griegas. El número total de migrantes y refugiados en suelo griego se eleva actualmente a 20.000 personas, según los servicios de migración griegos.

Esta situación provoca un aumento de la tensión en Idomeni, donde unos 400 migrantes protestaban este sábado cerca de la reja y pedían a las autoridades que abrieran la puerta.

Otras 200 personas se manifestaron también el sábado frente a la embajada de Austria en Atenas, al grito de "Abran las fronteras" o "Detengan la guerra" en Siria, constató la AFP.

En otras partes de Europa se registraron manifestaciones en solidaridad con los migrantes y refugiados como en Bruselas, donde unas 3.000 personas reclamaron "rutas de tránsito seguras" para quienes arriesgan su vida huyendo de la guerra.

Varias ciudades de Alemania o París, donde unas 200 personas se congregaron en la plaza de la República, también participaron en manifestaciones.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP