Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Seguidores de Boris Nemtsov sostienen imágenes suyas y pancartas durante la manifestación con motivo de los dos años de su asesinato, este domingo 26 de febrero en Moscú

(afp_tickers)

Miles de rusos salieron este domingo a las calles de Moscú en recuerdo de la muerte hace dos años del líder opositor Boris Nemtsov, asesinado en pleno centro de la capital rusa.

La muerte el 27 de febrero de 2015 del que había sido viceministro ruso y se convirtió en enemigo declarado de Vladimir Putin es el asesinato político más grave desde la llegada del presidente ruso al poder en el años 2000.

Cinco chechenos del norte del Cáucaso están siendo juzgados por haberlo asesinado por encargo, aunque los autores intelectuales no han sido juzgados.

Cerca de 15.000 personas, rodeadas de altas medidas de seguridad, enarbolaban pancartas contra el Kremlin y contra la política rusa en Ucrania.

"Hemos venido a rendir homenaje a la honestidad y a la valentía de Boris Nemtsov," dijo a la AFP Galina Zolina, una jubilada que llevaba un ramo de claveles rojos. "Queremos demostrar a las autoridades que no lo hemos olvidado".

Nemtsov, de 55 años, que estuvo en el Kremlin durante la época de Borís Yeltsin antes de convertirse en acérrimo enemigo de Putin, recibió cuatro disparos por la espalda cuando pasaba con su novia por un puente cercano al Kremlin.

La familia y los allegados de Nemtsov insisten en que los autores intelectuales del crimen siguen en libertad y apuntan a personas cercanas a Ramzan Kadyrov, el hombre fuerte del Kremlin en Chechenia.

La manifestación del domingo fue autorizada por las autoridades que sin embargo han prohibido hasta ahora un altar improvisado en el lugar donde murió.

"La manifestación quizás pueda influir la investigación, demostrar que el caso tiene eco en la sociedad aunque las autoridades intenten ignorarlo", dijo Alexei Kuznetsov, un biólogo en paro.

En octubre pasado fueron juzgados cinco hombres —entre ellos un miembro de una unidad de élite del ministerio del Interior en Chechenia— por haber ejecutado el asesinato a cambio de 15 millones de rublos (unos 250.000 dólares).

"La investigación se detuvo al nivel de los que ejecutaron el asesinato pero no se ha hecho nada a los que lo ordenaron", dijo a la AFP Vadim Projorov, el abogado de la familia de Nemtsov.

AFP