Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Mineros trabajan fuera de la mina subterránea de estaño y zinc Colquiri el 8 de junio de 2016, en el oeste de Bolivia.

(afp_tickers)

Un poderoso gremio de cooperativas mineras determinó este viernes levantar el corte de importantes rutas de Bolivia, ejecutado con violencia durante tres días, condición puesta por el gobierno para entablar una negociación acerca de sus demandas laborales.

"Estamos enviando la carta correspondiente a nuestro presidente Juan Evo Morales Ayma, indicando que vamos a dar un levantamiento de cuarto intermedio para instalar la mesa de diálogo a partir de este momento", dijo a la prensa el presidente de la Federación de Cooperativas Mineras (Fencomin), Carlos Mamani.

La decisión fue adoptada en una reunión de dirigentes regionales de las cooperativas mineras en consideración a "los transportistas, de los bolivianos que están varados en los puntos de bloqueo", señaló.

Desde que ocuparon, usando cartuchos de dinamita, importantes carreteras en seis de los nueve departamentos de Bolivia, los mineros sostuvieron choques con policías, el último en la madrugada de este viernes en el altiplano de La Paz.

En las últimas 48 horas, alrededor de 70 policías fueron heridos, por mineros que hostigan a las fuerzas de seguridad desde las serranías con dinamita, piedras y presuntamente armas de fuego, según el ministro del Interior, Carlos Romero.

Otro dirigente de los mineros, Federico Escobar, denunció de su lado a radio Erbol que "muchos compañeros han sido detenidos", pero no pudo precisar el número. Mamani aseguró de su lado que en las jornadas de violencia fueron heridos 252 mineros.

A pesar del clima de beligerancia, el gobierno insistió en su llamado al diálogo a condición de que se suspendan los cortes de vías, lo que finalmente se cumplió.

Inicialmente se había ordenado la suspensión temporal del corte de rutas en Mantecani (en la vía La Paz-Oruro), último punto de enfrentamiento.

"El dialogo está abierto (..), nunca hemos cerrado la posibilidad, las puertas están abiertas, pero la condición es el levantamiento de los bloqueos", había dicho previamente Romero en rueda de prensa.

- Las exigencias -

Los dirigentes de las cooperativas mineras se opusieron primero a una ley que ampara el funcionamiento de sindicatos en las cooperativas, pero luego fueron subiendo sus pedidos, entre ellos la creación de un Ministerio de Cooperativas manejado por ellos.

Aliados del presidente Evo Morales, los mineros cooperativistas tenían a su cargo hasta hace poco un viceministerio de Minería, que también intentan recuperar, aunque mantienen bajo su control una superintendencia del sector.

En su pliego de diez puntos ahora intentan una subvención al consumo de energía eléctrica y liberarse del control ambiental en sus operaciones, dijo Romero.

"Con estas actitudes violentas pretenden chantajear al gobierno para exigirle que se modifique la ley de minería y se les permita celebrar contratos de asociación con empresas privadas" extranjeras, lo que está prohibido por la Constitución, sostuvo el ministro hace poco.

De acuerdo al reporte oficial, unos 5.000 cooperativistas mineros mantuvieron ocupadas una decena de carreteras, especialmente en La Paz, Oruro y Potosí (ambas en el suroeste) y Cochabamba (centro).

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP