Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Unos niños migrantes se acercan a un punto de registro en un campamento de tránsito en la localidad croata de Bapska, cercana a la frontera con Serbia, el 21 de octubre de 2015

(afp_tickers)

La Unión Europea anunció este miércoles que celebrará el domingo una minicumbre sobre la crisis de los refugiados que afluyen hacia Europa por el oeste de los Balcanes, donde Eslovenia trata de lidiar con la llegada de miles de personas.

Los jefes de Estado o de gobierno de Austria, Bulgaria, Croacia, Alemania, Grecia, Hungría, Rumanía y Eslovenia se reunirán con sus homólogos, no integrantes de la Unión Europea, de Macedonia y Serbia, dijo el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.

"A la luz de la situación de urgencia en los países que se hallan en la ruta migratoria de los Balcanes occidentales, es necesaria una mayor cooperación, consultas más profundas y acciones operativas inmediatas", indicó Juncker. "Tenemos que aportar una respuesta a uno de los Estados miembros más pequeños de la UE, Eslovenia, que afronta problemas enormes (...) casi existenciales", puntualizó.

Europa lleva semanas intentando hallar una respuesta común para frenar la mayor crisis de refugiados desde el final de la Segunda Guerra Mundial. Más de 600.000 migrantes, muchos de los cuales huyen de la violencia en Siria, Irak y Afganistán, han emprendido un viaje lleno de obstáculos hacia Europa en lo que va del año, según la ONU.

El objetivo de la mayoría de las personas que pasan por los Balcanes es llegar a Alemania, la mayor economía de la UE, que prevé acoger a un millón de demandantes de asilo este año.

Desde el sábado, cuando Hungría decidió cerrar su frontera con Croacia, más de 21.450 migrantes han llegado a Eslovenia, un país de dos millones de habitantes.

El primer ministro esloveno, Miro Cerar, pidió el martes a Bruselas ayuda de la policía de otros países de la UE y material adicional para sus propios agentes. El parlamento esloveno también cambió este miércoles una ley para permitir que sus soldados puedan vigilar, junto a la policía, la frontera de 670 kilómetros con Croacia.

- "Europa que se mira el ombligo" -

En el mayor campo de refugiados del país, cerca de la frontera con Austria, se produjeron varios choques entre migrantes y policías. En el campamento de migrantes de la ciudad eslovena de Brezice, muy cerca de Croacia, se declaró un incendio que dañó 27 tiendas de campaña colectivas antes de ser apagado por los bomberos.

La UE cerró en septiembre un difícil y controvertido acuerdo sobre el reparto entre sus miembros de 120.000 refugiados sirios, iraquíes y eritreos, que llegaron desde finales de agosto a Grecia e Italia. Pero, de momento, sólo 19 demandantes de asilo eritreos han sido trasladados de Italia a Suecia y el flujo migratorio no se detiene.

Este miércoles, dos barcos con 120 migrantes a bordo llegaron a una base británica en el sur de la isla mediterránea de Chipre, indicaron unos responsables militares a la AFP.

En este contexto, Alemania se plantea utilizar aviones militares para expulsar a los migrantes que no cumplan los requisitos para obtener el estatuto de refugiados y los partidos conservadores de países de la Unión Europea llamaron este miércoles en Madrid a reforzar sus fronteras exteriores para controlar un flujo de migrantes que podría "desestabilizar" regiones y países de la UE. "No podemos seguir aceptando millones y millones que no sabríamos gestionar y que, además, desestabilizarían muchos países y regiones", declaró Joseph Daul, presidente del Partido Popular Europeo (PPE), que agrupa a los partidos conservadores de la UE, en la apertura de un congreso de dos días en Madrid.

Para Juncker, "no podemos acoger en nuestro territorio toda la miseria del mundo, pero podemos al menos mirarla de frente antes de actuar". "No me gusta esta Europa que se mira el ombligo, esta Europa que se cierra a la esperanza y las expectativas de los demás", aseguró. "Me gusta la Europa en que cientos de miles de voluntarios vienen a ayudar y respaldar a los refugiados", añadió.

AFP