Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El futuro jefe de Gabinete argentino, Marcos Peña, anuncia la nómina de nuevos ministros del gobierno de Mauricio Macri, el 25 de noviembre de 2015 en Buenos Aires

(afp_tickers)

Una misión argentina se reunirá la semana próxima en Estados Unidos con el mediador judicial Dan Pollack por el litigio con fondos 'buitre' por bonos impagos de la deuda, anunció Alfonso Prat Gay, futuro ministro de Hacienda y Finanzas de Mauricio Macri quien asumirá el jueves la presidencia.

"La instrucción de Macri es iniciar una discusión en el juzgado lo antes posible", dijo Prat Gay en reportajes que publican este domingo los diarios Clarín y La Nación.

El designado ministro advirtió sin embargo que "dialogar no significa que no vamos a ser muy duros en el momento de la negociación".

Según indicó, la delegación estará encabezada por el designado secretario de Finanzas, Luis Caputo, aunque no precisó la fecha de la reunión.

Macri, un liberal de derecha, asumirá la presidencia argentina el jueves como sucesor de la peronista de centroinzquierda Cristina Kirchner, en el poder desde 2007.

El juez de Nueva York Thomas Griesa falló en 2012 contra Argentina y le ordenó pagar 1.600 millones de dólares en efectivo y en un solo pago como lo requerían los fondos especulativos NML Capital y Aurelius por bonos en 'default' desde 2001.

El gobierno de Kirchner rechazó tales condiciones y Griesa congeló en represalia un pago de 539 millones de dólares en Nueva York a bonistas que habían adherido al canje de la deuda. La medida provocó un 'default' parcial en 2014.

Griesa designó a Dan Pollack como mediador judicial.

"Primero vamos a Nueva York donde está el problema jurídicamente más abroquelado, somos conscientes que eso es la mitad del problema, luego queda el resto", dijo Prat Gay.

A fines de octubre Griesa aceptó un pedido de 49 demandas por deuda en default de Argentina por unos 6.150 millones de dólares, de sumarse al fallo a favor de los fondos especulativos.

"Si pudiéramos llegar a una negociación amplia donde metemos a todos los jugadores en la misma bolsa lo haríamos, pero operativamente es dífícil y por lo tanto no nos vamos a comprometer", sostuvo Prat Gay.

El inicio del diálogo tiene por objetivo "que sepan que en Argentina hay gente seria y que defiende lo suyo", agregó.

Argentina reestructuró su deuda en default de 2001 en dos canjes en 2005 y 2010.

El 93% de sus acreedores aceptó esas ofertas de reembolso parcial con importantes quitas, pero el 7% restante las rechazó, reclamando el reembolso de la totalidad de lo adeudado más intereses.

Argentina califica a los fondos especulativos de "buitres" por haber comprado bonos en default a precio de remate buscar recuperar su valor nominal por vía judicial.

Kirchner libró una batalla política en los últimos años contra los 'fondos buitres' e incluso logró un mayoritario respaldo en Naciones Unidas en favor de la negociación de las deudas soberanas.

AFP