Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente de EEUU, Donald Trump, habla con unos reporteros en su club de golf en Palm Beach el 14 de enero de 2018

(afp_tickers)

A continuación, algunos de los momentos clave del turbulento primer año de Donald Trump como presidente de Estados Unidos.

- Veto en la frontera: la saga -

Una semana después de su investidura, Trump decretó la suspensión por 90 días al ingreso de personas provenientes de siete países de mayoría musulmana y de 120 días para la llegada de refugiados.

Los aeropuertos vivieron días de caos, con viajeros rechazados al desembarcar y protestas en las principales ciudades. El decreto dio lugar a una interminable saga judicial que, un año después, sigue sin ser totalmente resuelta.

En diciembre, el Tribunal Supremo autorizó parcialmente una tercera versión del decreto, mientras varias apelaciones siguen su curso.

- Decapitación del FBI -

El 9 de mayo, el gobierno atravesó un verdadero terremoto cuando el presidente cesó a James Comey como director del FBI. Comey conducía una investigación reservada sobre la alegada colusión del comité de campaña de Trump con funcionarios rusos para afectar la elección presidencial.

Pese a que Trump reconoció luego que tenía la investigación de la injerencia rusa en mente cuando despidió a Comey, la medida no tuvo el efecto buscado, pues motivó el nombramiento de Robert Mueller como fiscal especial para llevar adelante la pesquisa.

- "Pittsburgh, no París" -

El 1 de junio, Trump anunció la salida de Estados Unidos del Acuerdo de París sobre cambio climático.

El gesto motivó una oleada global de reclamos, pero el presidente afirma que se trata de un "mal acuerdo" para la economía estadounidense. "Fui elegido para representar a los electores de Pittsburgh, no los de París", alegó.

En enero de este año, sin embargo, dijo que era "concebible" un retorno al acuerdo si lograba condiciones más favorables para Estados Unidos.

- Un botón más poderoso -

En su primer discurso ante la Asamblea General de la ONU, Trump amenazó a Corea del Norte con la "destrucción completa", y a partir de ese punto las relaciones entre Washington y Pyongyang empeoraron diariamente.

Al tiempo que Kim Jong-un alardeó de poseer capacidad para atacar territorio estadounidense con sus misiles, Trump mantuvo la presión al punto de afrontar críticas por avivar las tensiones.

Hubo momentos en que la retórica rozó el ridículo, como cuando Trump afirmó poseer un botón nuclear "mucho mayor y poderoso" que el de Kim.

- Feliz Navidad -

El 22 de diciembre, Trump promulgó la reforma tributaria aprobada por el Congreso, su mayor conquista legislativa.

En cumplimiento de una promesa de campaña, Trump logró una reducción de impuestos que beneficia fundamentalmente a las grandes corporaciones y que presentó como un "regalo de Navidad" para los estadounidenses.

- Trump el pacifista -

Durante la campaña electoral, Trump prometió ser capaz de lograr un acuerdo de paz entre israelíes y palestinos, algo que ningún presidente estadounidense consiguió en décadas de esfuerzos.

Sin embargo, el 6 de diciembre Trump dio un paso peligroso al reconocer Jerusalén como capital de Israel, abandonando una política estadounidense de décadas.

La decisión generó tal oleada de cuestionamientos que la propia ONU aprobó una resolución de protesta.

Por su parte, los palestinos anunciaron que ya no aceptarán cualquier plan de paz propuesto por Washington.

- "Un genio" -

La publicación del libro "Fire and Fury: Inside the Trump White House", de Michael Wolf, que aborda el primer año de Trump en la Casa Blanca, cayó literalmente como una bomba al revelar el caos permanente en la sede presidencial.

El desorden de la Casa Blanca, de acuerdo con el libro, es de tal magnitud que de inmediato surgió un debate sobre la capacidad mental de Trump para permanecer al frente del gobierno. Según el libro, el presidente es un hombre distraído, mal informado y de temperamento inestable.

En respuesta, Trump recurrió en diciembre a la red Twitter para definirse a sí mismo como "un genio muy estable" y una persona "muy inteligente".

Inevitablemente, la decisión de Trump de definirse como un "genio" fue vista por sus adversarios casi como una confirmación de las sospechas sobre su estabilidad emocional para ser presidente.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes









swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP