Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, el 4 de noviembre de 2016 en Sucre, Bolivia

(afp_tickers)

El presidente boliviano Evo Morales promulgó este lunes, en homenaje al Día del Trabajo, un aumento de 7% del salario, que los empresarios temen que pondrá en riesgo la estabilidad del empleo en Bolivia.

El mandatario, un exdirigente sindical, había pactado previamente con la central única de trabajadores (COB) un incremento para este año de 7% para el salario básico y de 10,8% para el mínimo nacional. El acuerdo fue plasmado en un conjunto de decretos promulgados este lunes por Morales en un acto en el presidencial Palacio Quemado.

Frente a las críticas de los empresarios, Morales dijo en un discurso que éstos "tienen que saber que una cosa es tomar decisiones políticas de inversión y otra cosa es poner el hombro para ejecutar esas obras y eso son los obreros".

La Confederación de Empresarios Privados de Bolivia había manifestado días atrás su disconformidad con el aumento salarial, que Morales anuncia anualmente cada 1 de Mayo desde que asumió en 2006.

"Inevitablemente va a generar mayores niveles de precariedad laboral, inestabilidad e informalidad", apuntó el presidente de la entidad, Ronald Nostas.

El gremio de empresarios había solicitado infructuosamente una reunión con Morales para acordar el ajuste que, desde su punto de vista, no debía exceder el 5,19%.

Morales dijo entonces que "los empresarios nunca apoyaron un incremento salarial, siempre rechazaron, siempre nos dijeron que nos traerá inflación y habrá desempleo, ya es como Padre Nuestro de cada año, pero nosotros definimos y los trabajadores no pueden quejarse, el incremento salarial cada año será por encima de la tasa de inflación", que en 2016 fue del 4%.

Con este ajuste, el salario mínimo nacional subió de 1.850 bolivianos (265 dólares) a casi 2.000 bolivianos (293 dólares).

Con el incremento salarial fijado para este año, las empresas tendrán un impacto de 319 millones de dólares, según Nostas.

"Las consecuencias de esta determinación serán de exclusiva consecuencia de la COB y del gobierno y esperamos que sepan asumirlas en su momento", advirtió Nostas.

La economía boliviana crecerá este año en 4,7%, según la previsión oficial, mientras que Cepal y el Banco Mundial estimaron que será del orden del 4%, uno de los más altos de la región sudamericana.

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

AFP