Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El candidato a la presidencia de Ecuador por el gobernante partido Alianza País, Lenín Moreno (d); su esposa, Rocío González; su candidato a vicepresidente, Jorge Glas, junto a su mujer, Cinthia Díaz (2ªi), el 29 de marzo de 2017 en Portoviejo

(afp_tickers)

El candidato oficialista Lenín Moreno recorrió el miércoles la provincia de Manabí, la más golpeada por el devastador terremoto de hace un año en la costa ecuatoriana, y prometió acelerar la reconstrucción a pocos días de la segunda vuelta.

"Jamás los vamos a dejar solos. Durante el primer año de mi Gobierno, se concluirá toda la infraestructura necesaria para las zonas afectadas por ese terremoto de abril", expresó en un multitudinario mitin nocturno en la capital, Portoviejo, cuyo centro viejo fue devastado por el terremoto de 7,8 grados que el pasado 16 de abril dejó 673 muertos y daños por 3.344 millones de dólares.

En esta provincia turística a orillas del Pacífico, donde poblaciones enteras quedaron completamente arrasadas, Moreno obtuvo en la primera vuelta un 53,99% de los sufragios y sus habitantes lo recibieron el miércoles entre agradecidos y esperanzados por la ayuda recibida hasta ahora.

Manabí, la tercera provincia ecuatoriana con mayor número de electores, "se levanta con orgullo para seguir en el camino del desarrollo", expresó el candidato del Gobierno, que encabezó actos y mantuvo entrevistas en varias poblaciones.

En Tarqui, una zona comercial y hotelera del puerto pesquero de Manta (cercano a Portoviejo), Víctor Lope, de 75 años, y su esposa, Olga, de 60, ven cómo toma forma su nueva vivienda reconstruida con ayuda del Gobierno.

"Yo voté por Moreno", expresa a la AFP Lope, un pescador de piel curtida por el sol, mientras recuerda que, tras el seísmo, él y su esposa debieron deambular de un lado a otro en busca de refugio.

La pareja, que sobrevive con un subsidio de 50 dólares que la mujer recibe dentro de un plan de ayuda para los pobres, asegura que en la segunda vuelta del domingo volverá a votar por Moreno, que se enfrenta al exbanquero de derecha Guillermo Lasso.

Un año después de la tragedia, las calles de Tarqui todavía muestran ruinas y permanecen acordonadas por la fuerza pública mientras los obreros colocan postes de luz y construyen aceras.

Muy cerca de una valla de control está la casa de Rodolfo López, que sigue casi sin electricidad.

"Los ladrillos se caían (...) no entendíamos lo que pasaba, no sabía si era el fin del mundo o si había caído un meteorito. Oí sacar personas muertas y heridas entre los escombros", recuerda a la AFP López, quien es artesano.

Él y su familia también se beneficiaron de subsidios del Gobierno socialista con los que pudieron reconstruir su casa. "Que siga la revolución", expresa.

Sin embargo, este simpatizante del oficialismo admite que en la zona de Tarqui todavía "hay mucha gente que no ha retornado a sus hogares" y que los trabajos de reconstrucción "están lentos".

"Sea quien sea (el que gane el balotaje), cualquiera de los dos, que venga a empaparse del tema, de cómo estamos aquí, que vea la realidad, que hay mucho por hacer por acá. Que nos ayude a levantarnos por completo del terremoto", expresa.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP