Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un soldado estadounidense patrulla en el barrio de Dura, en el suroeste de Bagdad, el 1 de diciembre de 2005

(afp_tickers)

Las autoridades iraquíes y estadounidenses buscaban este lunes a tres norteamericanos secuestrados en un apartamento de la capital de Irak donde son frecuentes los raptos.

Un portavoz de la seguridad iraquí informó este lunes de que habían sido secuestrados en un "apartamento sospechoso", un término que se usa para designar los prostíbulos.

"Tres personas con nacionalidad estadounidense fueron secuestradas cuando estaban en Dura [un barrio de Bagdad] dentro de un apartamento sospechoso", dijo el portavoz en un comunicado, y explicó que las fuerzas de seguridad han empezado a buscarles.

Según un coronel de policía que no quiso identificarse, el traductor iraquí que les acompañaba los llevó a un apartamento del barrio de Dura donde había "alcohol y mujeres". Luego un grupo de milicianos atacó el sitio y secuestró a los occidentales.

Los prostíbulos y las tiendas que venden alcohol son, con frecuencia, el objetivo de las milicias chiíes que combaten al grupo Estado Islámico (EI) en Irak.

"El rapto de tres estadounidenses ayer (domingo) y previamente el de (ciudadanos) cataríes demuestra la multiplicación de operaciones de las bandas organizadas en Irak", reconoció el presidente del Parlamento iraquí, Salim Al Juburi.

El domingo, el departamento de Estado en Washington había anunciado la desaparición de los estadounidenses en Irak sin indicar las circunstancias o si se trata de militares o de civiles que trabajan para la embajada de Estados Unidos en Bagdad.

"Estamos al corriente de la desaparición en Irak de ciudadanos estadounidenses. Estamos trabajando en total cooperación con las autoridades de Irak para localizarles y recuperarles", dijo el portavoz del departamento de Estado estadounidense, John Kirby.

En su lucha contra EI, el Gobierno de Irak recurrió a las milicias chiíes apoyadas por Irán. Estos grupos, reunidos en una organización llamada Hashed Al Shaabi (Movilización Popular), ha tenido un papel clave en la lucha contra los yihadistas.

Sin embargo, los milicianos también han sido acusados de ejecuciones sumarias, secuestros y destrucción de la propiedad.

Estados Unidos lidera una coalición internacional que bombardea objetivos del EI en Irak y Siria y que también entrena a las fuerzas iraquíes. Washington además ha enviado al país fuerzas especiales para participar en operaciones contra los yihadistas.

Aunque tanto Estados Unidos como las milicias paramilitares chiíes luchan contra el mismo enemigo, sus relaciones son tensas desde que en 2003 se enfrentaron tras la invasión estadounidense de Irak.

El EI también tiene sus propios motivos para secuestrar a estadounidenses, aunque no está presente en Bagdad.

El mes pasado, unos hombres armados raptaron a 26 cataríes que habían venido al sur de Irak para cazar y de los que todavía se desconoce su paradero. Las milicias chiíes están muy presentes en esa región, a diferencia del EI.

Unos meses antes, también había sido secuestrados en Bagdad 18 turcos que fueron liberados más tarde sanos y salvos.

El último secuestro de un estadounidense en Irak tuvo lugar en 2010, cuando Issa T. Salomi, de origen iraquí, desapareció en Bagdad y luego fue liberado por Asaib Ahl Al Haq, un grupo chií que ahora es una de las fuerzas más importantes dentro de Hashed Al Shaabi.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP