Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Unos miembros de Médicos Sin Fronteras y Greenpeace que trabajan juntos vigilando la llegada de refugiados por mar hacen el símbolo de la paz con chalecos salvavidas, el 1 de enero de 2016 en la isla griega de Lesbos

(afp_tickers)

La organización humanitaria Médicos Sin Fronteras (MSF) denuncia en un informe publicado este martes la "respuesta catastrófica" de la Unión Europea (UE) a la crisis migratoria de 2015 en el continente, adonde llegaron más de un millón de migrantes.

El 2015 "será recordado como el año en que Europa falló catastróficamente en su responsabilidad de responder a las necesidades urgentes de asistencia y protección de centenares de miles de personas vulnerables", denuncia MSF en su informe titulado 'Carrera de obstáculos hacia Europa'.

El informe critica las consecuencias humanitarias de la respuesta europea a la peor crisis migratoria desde la Segunda Guerra Mundial, que complican la situación de los necesitados. "La Unión Europea y los Estados miembros fallaron colectivamente en la gestión de la crisis. La focalización de sus políticas en la disuasión así como la respuesta caótica a las necesidades humanitarias de los que huyen empeoraron las condiciones de miles de hombres, mujeres y niños vulnerables", dijo Brice de le Vingne, director de operaciones de MSF, citado en un comunicado.

La organización denuncia asimismo la falta de alternativa a los peligrosos cruces marítimos de quienes huyen de las guerras, las vallas con púas erigidas en las fronteras europeas, así como "el cambio constante" de los procedimientos administrativos para los solicitantes de asilo. Para MSF, los "muros" erigidos por Europa "obligaron a MSF y a otras organizaciones humanitarias a intensificar radicalmente sus actividades en los puntos de ingreso de Europa".

MSF, que ofreció más de 100.000 consultas médicas en el terreno, denuncia las "dramáticas consecuencias de estos obstáculos en la salud, tanto mental como física". "Estamos en un nuevo año, pero sabemos que la gente continuará arriesgando sus vidas y ninguna política restrictiva los frenará en su búsqueda de un futuro mejor para ellos y sus familias", señaló Aurelie Pnthieu, consejera de MSF.

"Seguimos pidiendo puntos de ingreso seguros y exhortamos a Europa a que cese de jugar con la vida y la dignidad de la gente", agregó. Para frenar el flujo de migrantes, la UE selló un acuerdo con Turquía, a quien le pide que impida las salidas de migrantes hacia Europa. Pero Bruselas "está lejos de estar satisfecha" sobre la implementación de lo pactado.

En 2015, la UE también aprobó un plan para el reparto entre los países miembros de 160.000 solicitantes de asilo en dos años llegados a Italia y Grecia. De momento, 322 fueron reubicados en otros países del bloque.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP