Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un empleado inspecciona los daños producidos en una fábrica de productos alimenticios en Saná, Yemen, tras unos bombardeos de la coalición liderada por Arabia Saudí el 9 de agosto de 2016

(afp_tickers)

Al menos 14 personas murieron este martes durante los primeros bombardeos en tres meses de la coalición árabe aliada en el poder en Yemen, en una fábrica de productos alimenticios en la región de Saná, localidad bajo control rebelde, tras el aparente fracaso de las negociaciones de paz.

El director de la planta, Abdala al Aqel, informó por su parte de que el ataque había dejado 16 muertos y 10 heridos, todos empleados de la fábrica, situada en las cercanías de un centro de mantenimiento de equipos militares. No obstante, según fuentes médicas, los muertos fueron 14.

El bombardeo provocó el cierre del aeropuerto de la capital, controlada por los rebeldes desde enero de 2015, informaron habitantes y un responsable.

El portavoz de la coalición árabe liderada por Arabia Saudí, el general de brigada Ahmed al Asiri, había confirmado a la AFP la reanudación de los bombardeos aéreos y el cierre del aeropuerto de Saná, afirmando que sólo se había atacado objetivos militares de los alrededores de la ciudad.

Los primeros bombardeos en la región de Saná se produjeron por la noche y se intensificaron este martes, informaron varios residentes de la capital.

La agencia Saba, controlada por los rebeldes, señaló que la región de Saná y otras áreas del país en guerra habían sido objeto de bombardeos de los "agresores saudíes".

La reanudación de los bombardeos en Saná se produjo menos de 72 horas después de la "suspensión" de las fallidas negociaciones de paz que concentraron durante tres meses y medio en Kuwáit a representantes rebeldes y gubernamentales.

El general Asiri aseguró que únicamente "habían sido atacadas posiciones y concentraciones de milicianos [hutíes] en el perímetro de Saná".

"Durante los tres últimos meses, hubo una frágil tregua que fue respetada por la coalición para asegurar el éxito de las negociaciones de Kuwáit", agregó.

El general saudí también confirmó que la coalición había solicitado el cierre del aeropuerto de Saná para "evitar riesgos a la navegación aérea".

El director del aeropuerto, Jaled al Shaef, había señalado a la AFP anteriormente que la actividad del aeródromo quedaría interrumpida durante 72 horas a petición de los saudíes.

El portavoz de los rebeldes, Mohamed Abdelsalam, afirmó en Facebook que la coalición "cometió un crimen odioso teniendo como objetivo (este martes) por la mañana una fábrica de productos alimenticios en el centro de Saná", causando "muertos y heridos civiles, entre ellos mujeres y niños".

La guerra en Yemen, que ha causado más de 6.400 muertos y unos 30.000 heridos, además de 2,8 millones de personas desplazadas, opone las fuerzas leales al presidente Abd Rabbo Mansour Hadi, apoyadas por la coalición militar arabo-suní, a los rebeldes hutíes aliados al ex jefe del Estado Ali Abdalá Saleh y acusados de tener lazos con el Irán chií.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP