Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un hombre sirio llevando a una víctima los ataques aéreos atribuidos a fuerzas del régimen sirio, en Jisreen, en la región de Guta, cerca de Damasco, el 4 de diciembre de 2015

(afp_tickers)

Por lo menos 56 civiles, entre ellos 16 niños, murieron y decenas resultaron heridos el viernes en ataques aéreos del régimen sirio en el este de Damasco y en el sur del país, afirmó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Según la ONG, con sede en Gran Bretaña, "la aviación del régimen bombardeó las localidades de Yisrin y Kafar Batna en la Ghuta oriental", causando el menos 35 muertos, entre ellos seis niños.

Por otro lado, en la misma región, en Duma, seis personas, entre ellas dos niños, murieron por disparos de cohetes.

La Ghuta oriental, el mayor bastión rebelde de la provincia de Damasco, es bombardeado regularmente por el régimen.

En un vídeo puesto en línea por un grupo de activistas en Yisrin, en medio de una cantidad de escombros, un hombre grita: "¡Carne siria para vender!".

La coalición de la oposición siria consideró a los rusos como responsables del ataque de Yisrin.

"La aviación rusa tuvo como objetivo un mercado popular en Yisrin, matando a 11 personas e hiriendo a otras 50", indicó en su cuenta Twitter.

Por otra parte, en el centro del país, 11 civiles murieron, entre ellos cuatro niños, en bombardeos de la aviación siria contra Talbisé, en la provincia de Homs, agregó la OSDH.

Desde 2012, facciones rebeldes controlan Talbisé, que se sitúa en la autopista que une Homs a Hama (centro).

Las fuerzas del régimen, apoyadas por la aviación rusa, lanzaron el 15 de octubre una operación terrestre en la provincia de Homs para cortar el suministro entre las dos grandes ciudades del centro del país.

En otro frente, cuatro niños murieron en un bombardeo del régimen contra la ciudad de Har en la provincia de Deraa en el sur del país.

Cuatro civiles murieron a su vez en la ciudad de Sanamayn, 30 kilómetros al este de Hara, pero el director de la OSDH, Rami Abdel Rahman, no precisó si estas muertes se debieron a ataques del régimen o de los rebeldes.

Más de 250.000 personas han muerto en Siria desde el inicio del conflicto en 2011.

AFP