Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Unos migrantes llegan a las costas de la isla griega de Lesbos tras cruzar el mar Egeo desde Turquía en un bote, el 10 de septiembre de 2015

(afp_tickers)

Los cuerpos de cinco migrantes, entre ellos los de tres niños, fueron hallados este miércoles en las aguas del mar Egeo, entre Turquía y Grecia, víctimas de una serie de naufragios en su intento por llegar a Europa, mientras que 83 migrantes fueron restacados frente a la isla de Lesbos.

Las últimas víctimas, una niña y un hombre, se ahogaron cuando el bote de madera en el que viajaban naufragó frente a las costas del norte de Lesbos, informó la policía portuaria griega.

Los socorristas pudieron rescatar a 83 migrantes y seguían buscando a otras posibles víctimas.

Los restos de otras tres víctimas de dos naufragios precedentes en la misma zona -dos niños iraquíes, de 2 y 6 años, y un hombre cuya nacionalidad no fue precisada- fueron recuperados en la mañana de este miércoles en aguas turcas.

Desde el inicio de 2015, más de 650.000 migrantes se han hecho a la mar desde Turquía para alcanzar las islas griegas, según la ONU. En el mismo periodo, más de 500 murieron, en su mayoría niños, según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

"No debemos aceptar que el Egeo se convierta en un cementerio", declaró este miércoles el primer ministro griego, Alexis Tsipras, de visita en las islas de Chíos y Leros para seguir el avance de la construcción de dos centros de registro de migrantes.

"Grecia, bajo condiciones difíciles, ha logrado hacer frente a sus obligaciones", aseguró Tsipras, a quien la UE le pidió multiplicar los esfuerzos para proteger "mejor" las fronteras griegas.

Ocho países de la Unión Europea y Turquía se reunirán el jueves en Bruselas para abordar la crisis migratoria.

Ankara y Bruselas concluyeron a finales de noviembre un acuerdo que prevé una ayuda europea de 3.000 millones de euros -3.286 millones de dólares- a Turquía, a cambio de que el Gobierno turco se comprometa a controlar sus fronteras y cooperar en la lucha contra los traficantes de personas que actúan en sus costas.

AFP